Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La pulpa del café cuando se maneja de manera correcta nos ofrece grandes beneficios, por un lado nos permite aprovechar las grandes bondades de la materia orgánica y por otro el cumplimiento de las leyes colombianas para evitar el pago de impuestos o multas por contaminación. En estos momentos continuamos la recolección de café en gran parte del país, siendo el momento más oportuno para su manejo.

Del total de café cereza producido 40% corresponde a la pulpa, lo que significa que de cada cinco kilogramos de café cereza, dos corresponden a la pulpa, que al manejarse de manera correcta, se convierte en un factor de control de contaminación al retener agua. Por ejemplo para el caso del Ecomill y Desmucilaginador, cuando se adicionan las aguas residuales del lavado a la pulpa se retiene 80% de estas y al reincorporar los lixiviados que salen del procesador retiene 100%, mejor dicho, la misma pulpa nos ayuda a controlar la contaminación.

Para aprovechar al máximo las grandes bondades que nos ofrece la pulpa del café y evitar la contaminación, los invitarnos a aplicar las siguientes recomendaciones:

• Evite utilizar agua en los procesos de despulpado y transporte de la pulpa al procesador, el que conocemos como “fosa”. Se debe evitar al máximo que la pulpa entre en contacto con el agua para evitar que se laven sus nutrientes y facilitar el proceso de transformación en materia orgánica.

• Destinar el área suficiente para almacenar la pulpa de acuerdo a la producción de su finca.

• El procesador de pulpa, debe estar techado y se debe evitar que le entre agua.

• El piso debe estar impermeabilizado utilizando materiales como mayólica (gress), plástico, geomembrana. Poner la pulpa directamente en el suelo genera percolación, lo que significa paso lento de fluidos a través de materiales porosos del suelo llegando a las corrientes subterráneas y fuentes hídricas generando contaminación.

• Si usa fermentación natural, la recomendación es llevar la primera cabeza de lavado y esparcirla en el procesador sobre la pulpa.

• Si usa Desmucilaginador o Ecomill, esparcir el mucílago o las aguas mieles dentro del procesador.

• Recoger los lixiviados que salen de la fosa y reincorporarlos a la pulpa. Debemos evitar que estos lixiviados lleguen a las fuentes hídricas o tengan contacto con el suelo. Realizando esta actividad podemos evitar 100% de la contaminación.

• Voltear la pulpa semanalmente permite que el proceso de transformación en abono orgánico sea más rápido, debido a que al permitir la oxigenación se aumentan los microorganismos encargados de la descomposición.

• Además se puede procesar la pulpa en composteras o lombricomposteras. Los costos que representan el manejo de la pulpa con lombricultura, significan un ahorro en la medida que se aprovecha este subproducto del cultivo como fuente de materia orgánica, para la elaboración de almácigos de café la cual aporta una importante parte del sustrato necesario, aplicándola en lotes con deficiencia de materia orgánica, en filos etc.

El manejo de la pulpa nos aporta grandes beneficios como la materia orgánica, evitar la contaminación, el cumplimiento de las normas, evitar pagos por taza retributiva y multas, reducción en el consumo de agua, producir café con calidad sostenible cuidando el medio ambiente, procesar los subproductos del café sin contaminar y aprovechando sus grandes bondades.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.