Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para evitar pérdidas económicas y defectos en la calidad ocasionados por la broca, debemos proteger la cosecha o traviesa que se está formando realizando acciones preventivas como el repase, teniendo en cuenta que son varias las condiciones que favorecen el desarrollo de esta plaga del café.

De acuerdo a la evaluación en campo que realizó el Servicio de Extensión de la Federación de Cafeteros a inicios de este año, donde encontró que los porcentajes de infestación  de broca en el país están altos, el clima que se ha presentado en los últimos meses y que estamos terminando de recolectar café, es muy importante realizar el repase con el fin de proteger las cosecha o traviesa del segundo semestre.

El repase consiste en recolectar los frutos de café secos, sobre maduros y maduros de los árboles y de ser necesario del suelo, una vez haya finalizado la recolección de café y se debe hacer dos a tres semanas después de realizado el último pase de cosecha. Esta práctica cultural es fundamental para cortar el ciclo reproductivo de la broca del café debido a que se eliminan los frutos donde puede sobrevivir el insecto, continuar su reproducción y dispersarse por al menos cinco meses más. El repase logra reducir los niveles de infestación de broca hasta en un 73,6%, logrando mantener las poblaciones de la plaga por debajo del nivel de daño económico en la siguiente cosecha. El repase realizado en el mes de junio protege los frutos en formación del segundo semestre del año.

El café recolectado en el repase se puede beneficiar de manera normal, implementando la solarización de los flotes y las pasillas, práctica que consiste en depositarlas en un recipiente plástico cubierto con un plástico durante 48 horas y que busca eliminar los estados biológicos de la broca (huevos, larvas, pupas y adultos) mediante el incremento de  la temperatura. Si son de un volumen importante usted puede ponerlos en la helda la cual también debe tapar con un plástico, en una marquesina bien cerrada e incluso se pude utilizar el silo.

De no hacerse el repase, la broca se queda en estos granos dentro del lote esperando el inicio de las lluvias para salir a volar y perforar los frutos sanos. De acuerdo a la investigación Cenicafé, de cada 100 frutos que la broca ataca en ese momento, 75 son maduros y 25 verdes a pintones. Es aquí donde se genera el defecto beso o punto de broca al penetrar los frutos maduros, los cuales al ser recolectados, la broca solo alcanza a “morder” parte del fruto, daño que dependiendo de su cantidad es catalogado como defecto y es castigado en el precio de venta.

Lo más grave es que al ver volar la broca y perforar los frutos maduros, algunas personas toman la decisión equivocada de aplicar insecticida de síntesis química, lo cual es un error puesto que el daño causado por la broca ya está hecho, al estar maduros son frutos que se van a recolectar pronto y se corre el altísimo riesgo de afectar la calidad y el buen nombre del café de Colombia por que se pueden generar trazas de agroquímicos  las cuales solo se detectan en la taza. Para utilizar insecticidas para el control de la broca se debe contar con la asesoría de su extensionista y respetar los períodos de carencia y reingreso.  Para evitar todos estos riesgos pérdidas económicas, afectar la calidad, realice el repase en el momento oportuno, no es un gasto, es una inversión.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.