Hoy le cedo este importante espacio, al gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, para que nos hable de un tema con igual importancia para todos los cafeteros del país, las Elecciones Cafeteras 2018.

Las Elecciones Cafeteras son un modelo de legitimidad en la representación gremial

Gremios agrícolas en el mundo hay muchos, pero los caficultores colombianos tienen un modelo único a la hora de elegir a sus representantes gremiales; un modelo que es sinónimo de participación, democracia y legitimidad institucional. Un modelo que es reconocido a nivel internacional y que ha demostrado incluir al pequeño productor en las decisiones de su Federación.

A diferencia de otras colectividades, en el gremio cafetero son los mismos productores federados quienes eligen cada cuatro años a sus representantes en los Comités Municipales y Departamentales de Cafeteros. De esta manera, son ellos quienes deciden el futuro de su gremio, toman las riendas y expresan su confianza en una institucionalidad con más de 90 años de historia.

En 2018, las elecciones cafeteras se llevarán a cabo en 17 departamentos y 570 municipios de Colombia; es decir, en más de la mitad de los municipios del país. Se instalarán más de 2.500 mesas de votación y se contará con más de 7.500 jurados electorales y observadores de la Misión de Observación Electoral (MOE).

La dimensión de esta fiesta democrática electoral es tan amplia que incluso abarcará más municipios que las elecciones generales de países enteros como Venezuela (335), Bolivia (339), Chile (345) o Ecuador (221). Además, su participación de votantes (67,3% en 2014) supera la de elecciones presidenciales de Colombia (53,4% en 2018), Chile (49% en 2017) y México (63% en 2012).

Vemos con agrado y optimismo que cada vez participen más mujeres y jóvenes en este proceso electoral.

Este año las planchas y listas de candidatos se integraron con criterios de equidad de género para brindar una adecuada y efectiva participación en los órganos de gobierno gremiales a la mujer productora de café.

De hecho, cerca de 28 % de los potenciales electores en 2018 serán mujeres; dos puntos porcentuales más con respecto a 26% registrado hace cuatro años).

Para la FNC, este proceso democrático reviste de legitimidad sus liderazgos y definición de políticas, medidas y estrategias que hacen de Colombia el mejor productor de café suave lavado del mundo. En suma, las elecciones cafeteras no sólo constituyen el proceso electoral gremial más importante de Colombia, sino que, por su dimensión, representatividad, legitimidad y transparencia, son un referente para la región y para el mundo.

En poco más de un mes, los cafeteros elegirán 4.776 hombres y mujeres que liderarán el rumbo del gremio, entre más de 16.000 candidatos inscritos de los cuales cerca de 4.000 son mujeres, quienes conformaran 383 Comités Municipales, y 15 Comités Departamentales de Cafeteros. La participación en este magno evento democrático, es definitiva para que la Federación una vez más confirme la representatividad de los caficultores colombianos.

Es por esta razón que, asumiendo mi rol como líder del gremio cafetero, invito a los 357.937 productores habilitados para votar, a que se animen a ir a las urnas los próximos ocho o nueve de septiembre, para elegir de forma transparente y en democracia, a quienes los representarán en la institucionalidad cafetera. Porque la Federación es de ellos y a ellos les pertenece.