Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hasta el pasado 23 de julio Bogotá fue el epicentro de las reuniones y ruedas de negocio del sector agro que acudió a la cita de Agroexpo en su versión de 2017. La cita agropecuaria más importante de Colombia también es la oportunidad para palpar las hojas de ruta de los diferentes sectores económicos del país.

Por ello, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) aprovechó el certamen para realizar la semana presidencial con los primeros candidatos que han salido al ruedo. Debido a lo anterior, en Corferias desfilaron algunos precandidatos como Clara López, Juan Manuel Galán, Jorge Robledo, Iván Duque, Roy Barreras y Juan Carlos Pinzón. 

Cada uno de los candidatos, en un conversatorio con el presidente de la SAC, Jorge Bedoya, iniciaban a mostrar sus cartas que traería en su eventual Gobierno para la agricultura. Las promesas que todos realizaron es que uno de los pilares a partir del siete de agosto es tener un campo más fortalecido y una política de desarrollo integral. 

De otra parte, solamente en la noche de instalación, en Agroexpo había 1.225 animales, 890 vacunos, 445 ovino caprinos, cifras que, según el Ministerio de Agricultura, mostraron el optimismo del sector a pesar de la coyuntura que atraviesa el país por la aparición de un brote de aftosa en Yacopí, Cundinamarca.

Justamente, Ricardo Sánchez, presidente de Unaga, planteó que “pese al brote de aftosa, la prueba de la capacidad para sobreponeros a este tipo de sucesos es la presencia nutrida de ganaderos y los mejores ejemplares bovinos en esta versión de Agroexpo”.

Entre las novedades presentada este año se destaca la primera exhibición de bovinos Wagyus, de origen japonés, reconocida raza de ganado que produce carne Kobe, la de mejor calidad y más alto precio en el mundo. De acuerdo con Iván Darío Cely, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Wagyu y sus cruces, la presencia de grasa intramuscular y a borde de los cortes, el llamado marmoleo, la mantienen por encima de los $300.000 kilo en el exterior. Sin embargo, el país trabaja por alcanzar un alto estándar en producción de carne de esta raza a un precio asequible para los colombianos.

Pero en esta difícil coyuntura para los ganaderos, la innovación también viene siendo una alternativa para enfrentar la crisis. De hecho, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) presentó los avances del programa “Identifica”, que busca implementar un chip de rastreo en el ganado para evitar el contagio de enfermedades. 

El objetivo del plan es rastrear el movimiento de los animales, a través del Dispositivo de Identificación Nacional (DIN), para supervisar temas de vacunación, prevención de enfermedades y muertes en las más de 500.000 parcelas pecuarias que tiene el país.

Javier Daza, coordinador nacional de “Identifica”, desde el ICA, dice que hay que aprovechar al ganado colombiano que come pasturas y no es alimentado por granos para entrar al mercado internacional, el cual paga muy bien por este tipo de animales. El escenario también ha servido tradicionalmente como una rueda de negocios en donde los diferentes países ponen a disposición del agro colombiano las alianzas para abrir mercados o importación de maquinaria. 

Un ejemplo de ello lo trae la brasileña Guarany que en esta versión de Agroexpo exhibió la Abonadora, un equipo ya reconocido mundialmente por dosificar la aplicación de insumos granulados, como abonos y semillas, entre otros.

La cuota japonesa estuvo liderada por Mitsubishi Motors que en esta versión de la feria mostraron los vehículos 4x4 más sofisticados para las labores agropecuarias en las que resaltan la pick up L200, el Sportero, el Montero Sport y el Montero 3.5. 

En cuanto a la participación de Francia en la feria, el embajador del país galo en Colombia, Gautier Mignot, precisó que este país y sus empresas están dispuestas a seguir colaborando con el Gobierno colombiano para contribuir con el desarrollo del campo porque están convencidos del potencial de la agricultura nacional y del proceso de paz como una oportunidad y desafío de crecimiento.

Las apuestas gremiales

Por sectores, uno de los más ambiciosos en el certamen fueron los porcicultores, quienes, empiezan a tener su radar apuntando a los mercados internacionales. El presidente de PorkColombia, Carlos Maya, señaló que “ya quedó atrás la prioridad de mantener y mejorar las condiciones sanitarias. Eso es un punto completado y ahora nos interesa mirar Asia y otros mercados donde nuestros productos tengas una posibilidad”.

Maya añadió que en Colombia el consumo per cápita de carne de cerdo pasó de 4,2 kilos en 2009 a 8,6 kilos en 2016. “En el mercado colombiano se ve la oportunidad de duplicar la producción en unos siete u ocho años. Pero si se tuviera la oportunidad de capturar los mercados de China, Corea o Vietnam, la posibilidad de crecimiento sería cuatro veces mayor” puntualizó el dirigente gremial. 

Otra voz tomó la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) que en su más reciente reporte semestral mostró un crecimiento de 4,4% en 2016 y espera 5% para 2017. El presidente del gremio, Andrés Valencia, escribió en ese marco del Momento de la Avicultura los retos que tendrá el agro colombiano donde el dividendo de la paz que tanto promueve el Gobierno “solamente lo podremos obtener si logramos una política agropecuaria que desarrolle la verdadera vocación agroempresarial”.

Los productores de papa que están afiliados bajo la sombrilla de Fedepapa lanzaron una nueva campaña que busca consolidar más el consumo del tubérculo en los hogares colombianos. Y luego que el Congreso y el Gobierno sacaran la ley que considera la aza de paso fino colombiano como patrimonio genético, su primera gran exposición se dio en Agroexpo un día antes de la clausura con ejemplares de seis departamentos.

Más de 15.000 familias han retornado

La Agencia Nacional de Tierras realizó el balance sobre el retorno de familias campesinas a sus territorios y destacó que entre 1992 hasta 2014, sólo 700.000 familias campesinas lograron acceder a la tierra en Colombia. La ANT espera entregar 100.00 títulos de aquí al primer semestre de 2018.

De acuerdo con Miguel Samper Strauss, director de la ANT, el primer peldaño para incentivar el retorno de los campesinos al campo y reconstruir su confianza es formalizar la propiedad de la tierra. “Si esto no ocurre, no puede haber inversión de ninguna índole. No habrá préstamos de los bancos y se dificultará el acceso a subsidios. El título de propiedad es la llave para abrir la puerta al desarrollo rural. El segundo peldaño son los proyectos productivos, porque la tierra sola, inactiva, no sirve para nada”, indicó. A través del decreto 902, la ANT ha recortado los trámites y los costos para devolverles su lugar a campesinos que llevan décadas esperando una respuesta del Estado. La apuesta de la entidad es apoyar a más de 3.000 familias vulnerables en 116 municipios del país.

Los constrastes

Carlos Maya
Presidente de PorkColombia

“En nuestro seminario de investigación realizado en el marco de agroexpo tuvimos un gran respaldo. Esperábamos 500 asistentes y al final llegaron 700”.

Ricardo Sánchez
Presidente de Unaga
Pese al brote de aftosa, la prueba de la capacidad para sobreponeros a este tipo de sucesos es la presencia nutrida de ganaderos”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.