Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con la llegada de la época de lluvias se aumenta la probabilidad de la aparición de enfermedades que pueden causar daño a nuestro cultivo, y la gotera del café, también conocida como Ojo de Gallo, es una enfermedad muy importante pues puede afectar la producción. Sin embargo, no es tenida en cuenta, pero no por esto deja de ser considerable. Por esta razón debemos estar preparados y conocer muy bien su manejo.

Recordemos que las enfermedades en el café son producidas por hongos, virus y bacterias, los cuales se favorecen por factores ambientales como la temperatura, la precipitación, el brillo solar y la humedad. 

La gotera es una enfermedad que ocasiona daños severos a la planta. El ataque se presenta en las hojas, aunque también ataca a los frutos. Es más frecuente en lotes con exceso de sombrío, con alta humedad relativa, baja luminosidad, pocas horas de luz, bajas temperaturas, poca ventilación y regiones con alta precipitación y con deficiente drenaje de suelos.

El ataque se empieza a notar cuando en el haz o la parte de encima de las hojas aparecen unas manchas redondas de color rojizo, lo más grave es que ocasiona caída de hojas, una defoliación severa la cual impide el normal desarrollo de la planta y el llenado de los frutos, afectando la productividad del cultivo y por ende el ingreso económico de las familias caficultoras, mejor dicho, esta es una enfermedad a la cual hay que ponerle mucha atención.

En varias zonas del país se han presentado reportes de aparición de la enfermedad. Aquí, el pronóstico de clima que tendremos en los próximos meses, puede favorecer su desarrollo. ¿Entonces qué hacer y cómo debemos manejarla? 

La mejor manera es prevención, antes de inicio de las lluvias es fundamental realizar monitoreo constante, sobre todo en zonas donde se tenga reportes de la aparición de la enfermedad o de lotes con períodos de alta pluviosidad, suelos con mal drenaje y húmedos, exceso de sombra en los cultivos y altos niveles de arvenses.

Al momento de llegar las lluvias se deben adelantar acciones puntuales en cada lote, de acuerdo con la condición del sistema de producción, teniendo en cuenta que no todos los lotes requieren las mismas medidas. Por esta razón les doy estos consejos que pueden servir mucho para prevenir la aparición de la gotera del café:

Manejo de sombrío: realizando podas para mejorar aireación y entrada de luz.

Manejo de arvenses: evitar al máximo excesos de humedad con el fin de evitar microclimas y la concentración de inoculo.

En lotes donde se tenga reportes de aparición de la enfermedad se deben realizar podas y desbajeres, es decir, quitar las hojas de la parte baja del árbol.

Una correcta y oportuna fertilización: una planta bien nutrida puede resistir más el ataque de la enfermedad. 

Aplicación de fungicidas: de ser necesario los fungicidas del grupo de los triazoles pueden contribuir a su manejo, teniendo en cuenta que el control químico, sin las anteriores medidas, no será ni suficiente ni exitoso. Para mayor información consulte su extensionista. 

La Federación Nacional de Cafeteros lanzó una alerta en algunas zonas del país, de acuerdo al constante monitoreo realizado por el servicio de extensión, en donde se reporta un incremento anormal de la gotera.

Recuerde hacer constante monitoreo en sus lotes y si se presenta algún síntoma de la enfermedad, repórtelo de manera inmediata a su extensionista en su comité de cafeteros, donde lo apoyarán y orientarán para la correcta toma de decisiones del manejo de esta enfermedad. Recuerde que la prevención es clave para su manejo. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.