Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Roberto Vélez, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (Fedecafé), intervino durante la Cumbre Cafetera de exportadores del grano. El ejecutivo se enfocó en los retos que está generando el aumento de producción de países como Brasil, pero que aún así los sacos locales están teniendo buen rendimiento por competir con calidad en el mercado internacional.

"La caficultura volvió a ser rentable, pero eso no pasó de la noche a la mañana. Cuando veíamos precios de 2017 o 2018, la pregunta era cómo hicimos para que los productores siguieran y lleváramos a una producción arriba de 14 millones de sacos", dijo el gerente, haciendo referencia al precio por arriba de $1 millón en la carga interna.

Pero además de eso, Vélez se concentró en el alto nivel que está teniendo el diferencial de café colombiano en Wall Street. "Hoy vemos una recuperación luego de un pobre desempeño para el ingreso cafetero, aquí estamos en una situación por el diferencial del café colombiano, no nos olvidemos que la Bolsa de Nueva York ha estado entre US$0,95 y US$1,30 un nivel inaceptable para los productores de café, y ha estado allí por la decisión de recibir a Brasil como un café que se puede entregar junto a la Bolsa de NY. En 2004 nos opusimos, pero en 2009 fue tanta la presión ante el apetito de mejores ingresos que sucumbió la esencia de futuros; ahora teneos la amenaza que con esa gran cosecha de casi 70 millones, buena parte del café que no tiene espacio comercial vaya a dar a la Bolsa, y no solo los cafés lavados sino semilavados, lo que sería ponerle un ladrillo a que los precios en la Bolsa pudieran mejorar", advirtió Roberto Vélez.

Hay que recordar que el diferencial por la calidad se han conversado para las cargas de origen colombiano, entre otras cosas por el cumplimiento por parte de los actores de exportación para llevar ese producto a tiempo.

De otro lado, el líder gremial también hizo un llamado a cómo cambiará el panorama del sector a futuro. "El negocio del café para el productor de café ha sido quizá el mejor en los últimos años en Brasil, ese empresario muy seguramente tomará la decisión racional y es aumentar sus áreas de producción. No me sorprendería ni extrañaría ver a Brasil en cinco años no con 70 millones de sacos, sino 80 millones o 90 millones, porque con esas productividades, las utilidades han seguido".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.