Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Históricamente la balanza comercial del agro ha sido superavitaria. Es decir, la diferencia entre exportaciones e importaciones en dólares ha dado positiva. Esto responde, principalmente, a la tasa de cambio que empezó este año en $3.981,16 y el 20 de julio cerró a $4.303,34, beneficiando a las exportaciones.

Precisamente, a corte de mayo, las exportaciones han representado un ingreso de US$4.023 millones y en importaciones US$3.198 millones generando una balanza comercial de US$825.000. No obstante, en volumen no pasa lo mismo, en exportaciones se han enviado 1,9 millones de toneladas, pero se han recibido en importaciones 48,9 millones de toneladas, creando una balanza comercial de -2,9 toneladas.

Según Javier Díaz Molina, presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Comercio Exterior -Analdex, los términos de intercambio han sido siempre positivos en el agro y se debe a que "nosotros vendemos productos que tienen un mayor valor que los productos que importamos, empezando por flores, café y banano" Explica que estos productos han tenido un mayor valor que los productos que importa Colombia que, como el dice, "son productos muchos más básicos".

Sin embargo, en cuanto a volumen generalmente da un valor negativo porque, por ejemplo, "tenemos las flores un producto que no pesa, pero que vale mucho. Frente a un maíz que pesa mucho, pero que vale menos".

Respecto a las importaciones, los productos que más llegan del exterior son maíz, trigo y tortas de soya con compras externas de 6,1 millones, 1,9 millones y 1,5 millones de toneladas respectivamente, que representa 70% de las importaciones totales de alimentos, según cifras del Dane en 2021.

Aunque la balanza comercial del agro es positiva, la general no muestra los mismos indicadores, a corte de mayo, las importaciones llevaron a que el déficit comercial se escalara a 71,2%. Díaz asegura que la idea es "buscar importar mucho para exportar mucho, es decir, yo importo le agrego valor y exporto, pero eso no ocurre porque nosotros importamos y gran parte se queda en el mercado local".

En cuanto a los sectores, este año se vio un comportamiento positivo en el sector de combustibles y producción de industrias extractivistas con una balanza en US$8,7 millones de enero a mayo.

No obstante, el sector de manufacturas es el que logra desbalancear el resultado general pues genera un déficit de US$19,5 millones. “pasa esto porque importamos maquinaria, materias primas, bienes intermedios y no exportamos tanto porque casi todo lo que importamos se queda en el mercado local.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.