Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Tras el brote de fiebre aftosa que se originó en Tame (Arauca) y que de acuerdo con el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa) provino de Venezuela previsiblemente por el contrabando de reses que circula en la zona fronteriza entre Colombia y este país, los ganaderos se encuentran en alarma por la expansión que ha tenido la enfermedad en otras zonas como Cundinamarca y Norte de Santander.

Sin embargo, y a pesar de la alerta que han decretado el Ministerio de Agricultura y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), la vacunación es la principal defensa y arma preventiva contra esta enfermedad viral de alto impacto que afecta a animales ungulados como bovinos, porcinos, ovinos y caprinos y cuya incubación es rápida “aunque la mortalidad en animales adultos tiende a ser baja”, explicó Jaime Zapata, médico Veterinario de la Universidad Nacional de Colombia. 

“Es importante resaltar la importancia de la vacunación como la principal medida preventiva contra la fiebre aftosa pero que no debe considerarse como la única salvación, ya que se necesitan medidas de más trasfondo por parte de las autoridades”, expresó Ramiro Vargas, médico veterinario de la Universidad Nacional y experto en esquemas de vacunación aftosa durante más de 18 años en Boyacá. 

Según Vargas, los ciclos de vacunación efectiva en Colombia inician su aplicación en territorio nacional en dos ciclos programados, del 1 de mayo al 15 de junio y del 1 de noviembre al 15 de diciembre, períodos de 45 días que “los ganaderos deben tener muy en cuenta, sobre todo en minifundios donde los productores no son conscientes totalmente de la importancia de la vacunación como prevención de la enfermedad”. 

Y es que de acuerdo con Zapata, el gran impacto de la aftosa en bovinos es la morbilidad, es decir, la afectación de la salud que genera pérdida crónica de peso y de producción en el caso de animales lecheros. 

De este modo, los primeros síntomas son aumento de la temperatura, disminución del apetito y en caso de animales de producción lechera, reducción dramática en la cantidad producida. “Entre el segundo y tercer día de la fiebre aftosa puede observarse en los animales enfermos salivación profusa y aftas en membranas mucosas bucales y nasales y a nivel de la piel, entre las pezuñas e incluso en glándula mamaria, y la fase aguda puede durar una o dos semanas”, agregó Zapata. 

Por su rápida evolución y a falta de una cura conocida para el tratamiento de la enfermedad, la profilaxis sanitaria que incluye medidas como la protección de zonas mediante control y vigilancia de los desplazamientos de animales en las fronteras, sacrificio de individuos infectados y aquellos que entraron en contacto con estos, desinfección de los corrales y materiales allí presentes, destrucción de los cadáveres y medidas de cuarentena extensivas se convierten en las acciones a tomar por las autoridades para evitar la propagación de la fiebre aftosa o glosopeda como también es conocida. 

Otro aspecto importante a tener en cuenta al momento de la vacunación es “que este material no puede perder su red de frío y debe permanecer entre los 3° y 7° centígrados para ser aplicada”, explicó Fabio Tamayo, médico veterinario de la Universidad Cooperativa de Colombia. 

Así, si el ganadero o propietario de un hato observa que la vacuna ha perdido esta temperatura ideal, “puede negarse a que sus animales se inyecten con ese líquido, ya que pierde gran parte de efectividad y no sería una defensa segura contra la enfermedad”, dijo Tamayo.

El calendario de vacunación regular, como señaló Vargas, debe cumplirse rigurosamente cada seis meses a partir de los tres meses de edad aproximadamente y, tras la primera dosis en ese rango temporal, replicarse 90 días después de la primera vacunación. 

“Es importante desmitificar que algunos ganaderos, sobre todo pequeños productores, piensan que la vacuna puede causar aborto en animales preñados, algo que es totalmente falso”, agregó Tamayo. 

Además, explicó que es importante tomar precauciones en el manejo de las vacas que van a tener crías pero no dejar de aplicar la vacuna por esta razón. 

A pesar de que, de acuerdo con datos del ICA, Colombia se encontraba libre de aftosa desde 2009 “en el caso del brote presentado en Arauca debe revisarse que pasó con la protección, dado que Colombia ha logrado estatus de ‘libre con vacunación’ pero debe revisarse si se presentó alguna falla con el control y vigilancia de los desplazamientos de animales a través de la frontera”, explicó Zapata sobre la situación presentada. 

Aunque para los ganaderos es preocupante el sacrificio de animales por las consecuentes pérdidas económicas que significa esta acción, “ debe darse y en esto está actuando Colombia para evitar que se siga multiplicando la enfermedad”, complementó Zapata. 

Bajo el estado de alerta que mantienen los ganaderos y las autoridades agropecuarias, uno de los retos más importantes que también debe asumir el sector bovino, además de la prevención, “es informar a la ciudadanía que no hay peligro de contagio si alguna persona llegara a consumir carne o leche de un animal infectado, creando un impacto local negativo en el consumo”, dijo Vargas.

Propone plan de inmunización 

La Nueva Federación Ganadera (NFG), como uno de los gremios ganaderos más importantes de Colombia, ha solicitado un plan efectivo en aquellos municipios que han detectado la presencia de fiebre aftosa como Tame, Yacopí o Tibacuy y que se efectúe en plazos menores a los establecidos en los ciclos estándares que suelen ser de 45 días. 

Los contrastes

Ramiro Vargas 
Médico veterinario Universidad Nacional 
“Hay ganaderos muy juiciosos y estrictos con el tema de la vacunación pero falta educación sanitaria, sobre todo en pequeños minifundios”. 

Jaime Zapata
Médico veterinario Universidad Nacional
“Surge inquietud sobre si los animales infectados en arauca estaban o no protegidos con la vacuna y sobre la efectividad de esta en esa zona específica”. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.