Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las alteraciones en la coloración del ojo del caballo y el lagrimeo son dos de las principales señales de alerta para la detección oportuna de problemas en la vista del equino. 

Es por ello que especialistas recomiendan que los propietarios realicen revisión rutinaria de los ejemplares, con el fin de que se familiaricen con la apariencia normal del órgano y, en ese sentido, sean capaces de identificar anomalías.

La mayoría de las patologías oculares más comunes en los equinos están relacionadas con lesiones por traumas, principalmente por las actividades que estos hacen.

Las úlceras corneales y la uveítis son dos de los problemas que se destacan entre las enfermedades en los ojos de esta especie, según resaltó Carlos Aparicio, oftalmólogo veterinario graduado de la Universidad Complutense de Madrid. “La primera se refiere a heridas que se presentan en la córnea y se clasifican según el grado de profundidad y la segunda se trata de una inflamación en la úvea, que es una de las capas internas del ojo”, explicó. 

El médico veterinario Miguel Ladino, docente de la Universidad de La Salle, advirtió que el carcinoma de células escamosas es otro de los trastornos frecuentes, que consiste en un tumor común en la piel del caballo, donde los párpados son una de las zonas más usuales en las que aparece.

“Este se da con mayor frecuencia en los caballos blancos, teniendo en cuenta que, al no tener pigmentación o melanina, la piel es más sensible a la acción de los rayos ultravioleta, lo cual genera cambios a nivel celular y finalmente una proliferación exagerada de células cancerígenas”, apuntó Ladino.

Aparte de los cambios en el color del ojo del animal, otro de los signos de que existe un problema ocular es la identificación de blefaroespasmo o fotofobia, es decir, que el caballo permanezca con sus párpados cerrados o que le incomode la luz.

Lo más importante, de acuerdo con los expertos, es que se inicie un tratamiento rápido en cuanto se detecte la presencia de alguna patología, ya sea con fármacos o quirúrgico, siempre liderado por un profesional.

Llevar al equino a revisión veterinaria cada seis meses o por lo menos una vez al año, mantener limpias las pesebreras, cuidar que este espacio no tenga elementos puntiagudos y evitar que el caballo pase cerca de árboles que puedan lastimarlo son algunas de las recomendaciones de prevención de enfermedades oculares.

Patologías más frecuentes

1. Úlceras corneales, entre las más comunes: se trata de la perforación de la córnea, zona situada en la parte frontal del ojo. Dos síntomas de esta patología son coloración blanquecina en dicha zona y dolor. Su diagnóstico se realiza con una prueba llamada fluoresceína, que da positivo cuando hay alteración. 

2. Complicación:abscesos estromales.Cuando la úlcera corneal no es tratada oportunamente puede convertirse en una inflamación conocida como absceso estromal, pues la herida en la córnea es propensa a contaminarse debido a bacterias u hongos presentes en el ambiente del caballo.

3. Uveítis recurrente equina (UVE):es considerada la causa más común de ceguera en caballos. Esta enfermedad está relacionada con la inflamación repetitiva de la zona ocular conocida como úvea, con periodos en los que no se presentan síntomas y luego vuelven a aparecer.

4. Carcinomas de células escamosas: algunos mamíferos, incluidos los caballos, poseen un componente anatómico conocido como tercer párpado. Esta patología ataca a esta zona del ojo y consiste en la aparición de pequeños nódulos que si bien no suelen hacer metástasis deben ser tratados.

5. Problema de cataratas en caballos: la pérdida de transparencia del cristalino, la lente que está dentro del ojo y ayuda a ver mejor, se atribuye a la patología conocida como cataratas. En caballos, esta puede ser congénita, sobre todo en los más jóvenes, o producida por parásitos o bacterias.

La opinión

Carlos Aparicio
Oftalmólogo veterinario
“A través de una citología en la córnea (prueba) se puede buscar o descartar la presencia de hongos en esta zona del ojo del equino”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.