De acuerdo con las cifras del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) a julio de este año hay registradas 6,41 millones de motocicletas en todo el país. Si bien la mayor participación la tienen las ciudades capitales, en los municipios más pequeños también se ve reflejada la demanda de estos vehículos de dos ruedas. Así lo aseguró Juliana Rico, directora de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi.

¿Cómo ha sido la proliferación de las motocicletas?
Las motocicletas hace más de 10 años eran la tercera parte de los vehículos automotores respecto a los carros. Hoy están en la misma proporción: 50-50 (4 millones de cada una aproximadamente). Además, estimamos que las motocicletas van a superar el número de vehículos en los próximos cinco años.

¿De qué manera se puede interpretar esta situación?
Esta transformación comenzó en el año 2000. Lo que ha sucedido es que en la última década Colombia ha tenido una transformación económica. Cerca de seis millones de personas han pasado a la clase media, lo que significa que las poblaciones menos favorecidas ahora tienen acceso a condiciones distintas, incluso el crecimiento en el ingreso per cápita lo muestra. Hoy se estima que cerca de cuatro millones de colombianos y 23% de los hogares tienen una motocicleta.

¿La tendencia también se refleja en las zonas rurales?
No solo son un soporte a la movilidad en las grandes ciudades, también gozan de esa valoración en las zonas rurales y en los municipios intermedios, motivado por el hecho de que en las ciudades no se ha desarrollado un transporte público con total cubrimiento. Lo mismo sucede si se mira este tipo de conectividad entre veredas. En ese escenario la motocicleta se ha convertido en un vehículo de mucha ayuda.

Y respecto al mantenimiento,  ¿también representa una ventaja el tener una motocicleta?
El gasto en mantenimiento de una motocicleta y el combustible es muy similar, por no decir equivalente, al que una persona invierte mensualmente en transporte público.

¿Cómo está el panorama actualmente?
Anualmente, se matriculan un poco más de 600.000 motocicletas. De esa cifra Bogotá participa con 12,7% y le sigue Medellín con 10,5%. Además, cabe resaltar que se ha desarrollado muchísimo la demanda en la zona Atlántica.