Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El inventario de humedales de Risaralda no es poco pero hay que cuidarlos para evitar su desaparición. Según un informe de la Corporación Autónoma de Risaralda (Carder), el departamento cuenta con alrededor de 11.000 hectáreas de humedales, entre las zonas del páramo y las regiones bajas.

Los humedales del Otún, señaló el director General de la entidad, Jairo Leandro Jaramillo, mantienen una diversidad biológica única caracterizada por un alto nivel de endemismo de plantas y animales.

“Sobresalen, igualmente, por su capacidad de regulación hídrica, ya que la cuenca alta del río Otún, se constituye en una de las principales fuentes de abastecimiento hídrico para Pereira y Dosquebradas”, agregó.

Entre los beneficios de los humedales están la proveeduría de agua, la retención de las precipitaciones fuertes evitando posibles inundaciones y el almacenamiento del líquido.

El humedal es un hábitat de especies amenazadas, endémicas y migratorias, especialmente de la avifauna. El ritmo al que desaparecen los humedales en el mundo, hace que este hábitat sea un recurso crítico en cuanto a la biodiversidad y se enciendan alertas para su protección.

El complejo de humedales de la Laguna del Otún fue designado mediante el Decreto 2881 de julio del año 2007 y está ubicado dentro del Parque Nacional Natural Los Nevados en la cordillera Central en Risaralda.

Incluye lagunas, pantanos y turberas de diferentes tamaños interconectados o relacionados funcionalmente entre sí o influenciados por la presencia de glaciales y vegetación de páramo. Este complejo de la Laguna del Otún es el hogar de 52 especies de aves y diversas en flora.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.