Comentarios Diego Aristizabal

Cítricos nativos o exóticos

26 de febrero de 2020
MÁS COLUMNAS DE ESTE AUTOR

Los cítricos son originarios del sudeste asiático, llegaron a Europa en el 310 a.C. y fueron introducidos a América hacia 1500. Llevan en nuestro continente más de 500 años en un proceso continuo de domesticación y adaptación, en donde ya se detectan los efectos de la interacción con nuestros ambientes a través de mutaciones espontáneas, que han permitido seleccionar nuevos cultivares bien conocidos por los colombianos. Por ejemplo, la naranja pachuna, la Momposina o margaritera, la ombligona y la Sweety orange, que hacen parte de la tradición de estas regiones; así como las diversas variantes de los denominados limones criollos o “pajarito”, que muy seguramente también corresponden a este origen o a la hibridación a partir de la siembra de semillas.

Desde 1933 se observan registros de 195 accesiones introducidas desde la Universidad de California, campus de Riverside, por el investigador boliviano Manuel J. Riveros. En la década del 60 se hicieron nuevas introducciones a cargo de los investigadores del ICA Dalmo Giacometti y Danilo Ríos, período en donde ya se hacían algunas colectas locales de cítricos “mutados” o con características de interés regional procedentes de varias localidades del Valle del Cauca, Antioquia y Boyacá. De esta época se destacan las naranjas, las limas ácidas, los limones y los patrones o portainjertos que han contribuido a la citricultura moderna; entre éstos, los trifoliados que confieren un menor porte a los árboles y algunas características relacionadas con resistencia o tolerancia a factores bióticos y abióticos.

Ahora bien, cuando se revisa el Registro Nacional de Cultivares del ICA, solo aparecen registrados el limón Tahití, dos accesiones de toronja, cuatro de mandarina y ocho de naranjas; todas entre 1977 y 1986. Estos registros deberían ir acompañados de una ficha técnica que contenga los descriptores cualitativos y cuantitativos que los diferencian y los hacen únicos, para garantizar en un programa de multiplicación masiva su pureza genética y sanidad.

Esfuerzos recientes de Agrosavia en Palmira, por pedido del gremio citrícola, muestran la evaluación en tres condiciones ambientales (Magdalena, Tolima y Valle del Cauca) de especies potenciales para Colombia como las naranjas Parson Brown, Pinneapple, Valle Washington, Sweety orange, Hamlin, García Valencia (nombre regional), Pera del Río, Frost Valencia, Lanelatte y los limones verdaderos Perrine y Eureka, Lima pajarito y las mandarinas Owari Satsuma, Arrayana, Fairchild y Oneco. Todos los cultivares injertados sobre los patrones Sunky x English y Citrumello CPB 4475, provenientes de material de siembra sano producido en casas de malla.

Es muy importante que cultivares de naranja como la Salustiana, la mandarina Satsuma, o la más reciente de todas, la naranja Sweety orange, estén registrados en el ICA. Igual debe ocurrir con el grupo de porta injertos, los cuales están en poder de los viveristas del país y que han ayudado a la modernización de la citricultura nacional. Esto permitirá definir con mayor precisión cuáles son las necesidades de materiales modernos en nuestro país y nos daría la oportunidad de participar en mercados internacionales.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

Más de opinión