Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El fenómeno de El Niño sigue facturando pérdidas en el sector agropecuario. Una de las secuelas que se presentan a los productores es el aumento en los costos de producción, que para el caso de la leche subió 25% en este comienzo de año.

Así lo dio a conocer Nelson Molano, gerente de El Pomar, quien habló con Agronegocios sobre las dificultades que tuvieron los productores de leche en este comienzo de año y las expectativas, con la producción y la compañía, para finales de 2016.

¿Cómo les fue con el fenómeno de El Niño?
Se nos cayó el acopio casi 30% porque la materia prima es la leche. Fue una época dura porque no habían pastos y para un campesino una vaca que le daba 20 kilos de leche, por ese tiempo le representaba 30% menos.

¿Hubo escasez?
No hubo escasez, la industria está muy preparada con inventarios, pero si hubo una disminución en la oferta.

¿Cuál fue la zona más afectada?
La zona más afectada por el acopio fue Cundinamarca, casi 30% de lo que se produce en leche se cayó, mientras que en zonas como Antioquia fue muy estable, porque el fenómeno de El Niño no era tan fuerte.

¿Cómo estuvieron los precios pagados al productor?
El precio al productor durante el fenómeno de El Niño subió casi 25%, nosotros al consumidor le subimos casi 10% y la verdad no hemos subido más porque es un producto de canasta básica.

¿Por qué subió tanto el costo al productor?
El campesino tuvo que comprar concentrados que le subieron el costo de producción por el precio actual del dólar. 

¿Qué prevén para el fenómeno de La Niña?
Hay temores, porque es igual de difícil para la industria que El Niño, incluso un poco más, porque se inundan los pastos, entonces la vacas hay que sacarlas de las fincas.

¿El país se ha preparado para este fenómeno?
Yo creo que el país se ha preparado para todo este fenómeno después de la experiencia de 2011 y esperamos que no pase, que nos permita recuperarnos en tema de inventarios.

¿En términos de acopio qué expectativas tienen?
Actualmente estamos acopiando 95.000 litros diarios. La idea es terminar el año acopiando 20% o 30% más, pero todo depende de la recuperación de los suelos por el fenómeno de El Niño.

¿Cómo es la relación de Pomar con los campesinos?
Nuestra relación con el campesino es comprarle la leche directamente. Todos los días vamos a donde los campesinos a recoger el producto, tenemos alrededor de unos 300 productores a quienes les compramos.

¿Qué expectativas tienen para final de año?
Tenemos una meta para final de año, que yo creo que podemos terminar por el orden de crecer 12%. En los últimos cuatro años hemos duplicado nuestra capacidad de producción y ventas. El Pomar fue una empresa líder y estamos en ese proceso de recuperar el liderazgo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.