Agro

Deshidratación severa, una consecuencia del calor excesivo en la salud de caballos

El mayor problema al que se enfrentan estos animales es presentar episodios de deshidratación severa, causando un déficit neurológico
Por:
Valentina Sánchez Forero
15 de agosto de 2023
Caballos en establo
La deshidratación severa se presenta si los caballos se encuentran estabulados y sometidos a altas temperaturas sin fuentes hídricas

Las altas temperaturas afectan generalmente el ejercicio de los equinos y pueden incidir en su salud si no se tratan como corresponde. La deshidratación severa se presenta si los caballos se encuentran estabulados y sometidos a altas temperaturas sin fuentes hídricas que puedan subsanar y menguar los efectos del calor en sus organismos. Frente a ello, es importante conocer los requerimientos básicos para reducir su impacto y ofrecerle una buena calidad de vida durante esta temporada.

Al igual que las personas, los caballos deben cambiar sus hábitos ante la presencia de olas de calor constante. Aunque, normalmente, estos los realizan de manera natural al estar libremente, cuando se encuentran en un sistema de estabulación, su impacto puede ser más fuerte si no se le brinda la atención necesaria.

El mayor problema al que se enfrentan estos animales es presentar episodios de deshidratación severa que vengan acompañados de cansancio y desencadenen en un déficit neurológico por la pérdida de sales en su organismo.

La deshidratación produce la pérdida de bastante cantidad de sales como el sodio.Al tener un sudor hipertónico, la carencia de sales como el sodio y potasio puede originar problemas a futuro en la salud del equino.

Para solventar esta pérdida, la administración de electrolitos será su mejor aliado. Estas sales se pueden propinar tanto antes como después del trabajo, con el fin de reponer los líquidos perdidos. Además, la hidratación constante será un punto definitorio.

Frente a ello, es clave ofrecer las 24 horas del día agua con temperatura fría. “Suministrarle agua que esté en buenas condiciones de calidad y de temperatura, que sea fría para que ellos se termo regulen”, destacó Bernardo Reyes Bossa, médico veterinario zootecnista de la Universidad de Córdoba, magister y especialista en medicina de equinos.

Adicionalmente, rociarlo y bañarlo con agua lo más fría posible ayudará a mantener una temperatura estable. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la presión de agua no sea lo suficientemente fuerte como para ocasionarles daños a nivel superficial.

En torno a las jornadas de ejercicio, no se debe someter al equino a jornales extremos. “Es fundamental que los entrenamientos se realicen durante la noche. Si no se puede, no hacerlo en horarios con exposición prolongada al sol”, precisó Bossa.

Las altas temperaturas desatan la proliferación de insectos y plagas en los establos. Ante ello, es una obligación mantenerlos alejados de los caballos, ya que ocasionan problemas como la dermatitis estival. Es menester mantener una óptima limpieza de los recintos, así como tener plantas con efectos insecticidas.

Estas recomendaciones aplican en general para la mayoría de establos. Sin embargo, es pertinente que se analicen las condiciones en las que se encuentra cada animal con el fin de reaccionar tempranamente ante golpes de calor que descompongan al equino.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Finca