Equinos

Así funciona el mercado de las pajillas para la reproducción de ejemplares equinos

El primer aspecto que se debe tener en cuenta es que los caballos pueden producir pajillas todos los días, con un protocolo diario
Analista LR
Por:
Rafael González
22 de noviembre de 2023
Caballo de paso fino
Asdesilla

En la preservación de una raza como el caballo criollo colombiano es fundamental la cría de los ejemplares y, de una manera especial, la forma en la que se los trae al mundo. De este proceso, que cada vez es más científico y tecnificado, depende, en un gran medida, que sigan apareciendo ejemplares que engrandecen la historia equina del país en las pistas, exposiciones y ferias del mundo.

Es por eso que al momento de reproducir los caballos con las yeguas, en los diferentes criaderos del país, este proceso contempla una serie de pasos que se deben seguir para lograr el cometido que buscan todos los criadores y empresarios: tener equinos de la mejor calidad.

Y sin duda, en la extracción del semen para preñar las yeguas (conocido como pajilla), hay varios aspectos que son fundamentales al momento de lograr el éxito.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que los caballos pueden producir pajillas todos los días. Normalmente hay un protocolo para extraer el semen a diario; siempre y cuando el caballo esté en un estilo de vida tranquilo, sin exigencia de entrenamiento ni competencia de pista. Pero cuando los caballos están en entrenamiento o en competencia, la recomendación es hacerlo tres veces a la semana.

Cuando se extrae el semen del animal se saca lo que se conoce en el argot de los criaderos equinos como “la colecta”, de la que pueden salir de 10 a 15 pajillas. Este líquido se prepara con diluyente para inseminar a las diferentes yeguas en los criaderos que adquieren el semen.

“Cada día de colecta puede servir para unas 12 o 13 yeguas. Un reproductor vigente y activo puede alcanzar a la semana 36 yeguas en el estado ideal. Eso no quiere decir que todas queden preñadas. Hay un porcentaje de preñez que varía según el caballo, el diluyente y la condición de la yegua. Puede haber un porcentaje de 25% o 30% de preñez”, dijo Patricia Vásquez, propietaria del Criadero Villa del Suroeste.

Los machos reproductores tienen unos protocolos de alimentación y suplementación específica para mantener un alto nivel del estado de reproducción y la calidad optima del semen.

Los precios

La economía que genera el sector equino en el país puede llegar a $6 billones anuales, según cifras de Asdesilla, y un buen porcentaje de esta suma la genera el comercio de pajillas.

Los rangos de precios se pueden segmentar en los niveles básicos, medios y altos. En los primeros, el valor de una pajilla oscila entre $800.000 y $2 millones. Para los niveles medios, puede costar entre $2 millones hasta $6 millones y los niveles altos pueden ir de entre $6 millones de a $15 millones.

“Sin embargo, en este servicio no se garantiza la preñez de la yegua y a la hora de vender la pajilla cada criadero varía las condiciones. Por lo general, se le da vigencia de dos años y, si en ese lapso no queda preñada la yegua, se pierde el derecho del servicio”, agregó Vásquez.

Esto quiere decir que un criador, cuando compra una pajilla, puede hacer uso de ese semen por dos años hasta que la yegua quede preñada. Pero cada servicio, aparte del inicial, se cobra por separado y cada envío de pajilla vale entre $200.000 y $300.000. La mayor población de caballos en reproducción están entre los niveles bajo y medio, que sería 70%. Y el otro 30% está en los niveles altos.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Finca