Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Extremar las medidas de bioseguridad en las granjas para evitar la posible llegada del virus de la influenza aviar a Colombia es la recomendación principal del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) a los productos avícolas del país, tras la detección de la presencia de la patología en Chile.

“Si el virus de la  influenza aviar o gripe aviar no es detectado e intervenido en las primeras 48 horas se convierte en un brote de características emergenciales, de ahí la importancia de la notificación temprana de cualquier comportamiento anormal en la salud de las aves”, apuntó al respecto Luis Humberto Martínez, gerente del ICA.
 
De acuerdo con la entidad, una granja avícola biosegura es aquella que aplica las medidas sanitarias en materia de bioseguridad e infraestructura establecidas por la misma, tales como distancias, POES, planes de vacunación y manejo responsable de residuos, para evitar que agentes peligrosos entren o salgan y pongan en riesgo la sanidad y calidad de sus productos.

Monitorear la condición sanitaria de los predios productores de pollos, huevos y pollitos de un día es el objetivo del Registro Sanitario de Predio Avícola (RSPA), una herramienta con la que el ICA ejerce control y programa visitas de auditoría para  expedir certificaciones de granjas avícolas bioseguras.

Es de recordar que las granjas avícolas deben estar registradas de acuerdo con los requisitos establecidos en la  Resolución ICA 1515 de 2015.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.