Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

JBS, el mayor proveedor mundial de carne, fue blanco de un ciberataque que paralizó sus redes informáticas en América del Norte y Australia en la última amenaza a las cadenas mundiales de suministro de alimentos ya golpeadas por la pandemia.

JBS USA informó que fue objeto de un ataque el 30 de mayo que afectó a algunos servidores que soportan sus sistemas en América del Norte y Australia, según un correo electrónico enviado por la compañía en la tarde de hoy lunes. La empresa dijo que suspendió todos los sistemas afectados y que el incidente puede retrasar ciertas transacciones con clientes y proveedores.

El ataque detuvo el procesamiento en una de las plantas empacadoras más grandes de Canadá, mientras que Australian Financial Review había informado previamente que la faena de ganado vacuno y ovino se había suspendido en las operaciones de JBS en Australia, citando al director ejecutivo de la filial, Brent Eastwood.

La acción representa un nuevo golpe para JBS, cuyas operaciones se recuperaron recientemente tras la ausencia de trabajadores debido a brotes de covid-19. La industria de la carne ha estado tratando de superar un período oscuro durante la pandemia, con empresas que luchan por contener los brotes que obligaron a muchas plantas a cerrar temporalmente o reducir la producción.

El incidente se produce tres semanas después de que un ciberataque obligara a Colonial Pipeline, operador del mayor gasoducto de EE.UU., a detener el flujo de combustible durante varios días, lo que provocó una grave escasez de gasolina en algunas áreas.

JBS, con sede en Sao Paulo, posee instalaciones en 20 países. Australia y Nueva Zelanda representan 4% de los ingresos de la empresa, en comparación con 50% de EE.UU. y 3% de Canadá, según datos de la empresa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.