Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En promedio, la carga animal correcta a la hora de agrupar caballos en un potrero es de 0,4 y 1,2 hectáreas por animal, según expertos en nutrición equina. Sin embargo, esto depende de la rigurosidad en la gestión del pastoreo, la calidad de los pastos y las condiciones climáticas.

A su vez, uno de los detalles más importantes está en el periodo de recuperación del prado luego de que los caballos lo consumen para, posteriormente, reintroducirlos en esa zona y comenzar el pastoreo de nuevo.
Según la directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Criadores de Caballos Árabes y jueza de la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (Fedequinas), Ángela Ochoa, todo depende del tipo de pasto y la calidad del suelo.

En cuanto a los tipos de pasto apropiados para pastoreo, la experta destacó las variedades kikuyo y estrella entre las mejores gracias a que ellas mismas controlan las malezas. En el primer caso, si bien no es un pasto nativo de Colombia, se estableció en el país hace más de 50 años, lo que le da muchas ventajas. “Son pastos nutritivos que, suplementados con una buena sal, y si es posible con un concentrado mínimo, permiten tener caballos bien nutridos y con buena condición corporal. En épocas de déficit se pueden usar adiciones, como la suplementación con heno”, afirmó.

Otro de los puntos a tener en cuenta es el manejo de las praderas. Si se tratan como un cultivo no funciona, pues no basta rotar los potreros si no se hace nada por ellos. Esto puede empeorar si las tierras son secas, pues la pastada vuelve a ser buena hasta seis meses después de haberla consumido toda, e incluso puede tardar ocho meses si el terreno no se trata apropiadamente.

En cambio, si después de cada rotación se ponen mezclas de las pesebreras con algún abono químico, los periodos de recuperación pueden ser de hasta 40 días. Sin embargo, esto también depende de la capacidad de recuperación del suelo y la cantidad de caballos que haya en una hectárea. “Lo que el propietario debe hacer es buscar la variedad de pasto que se adapta mejor a las condiciones, al clima, y que tiene la palatabilidad suficiente para el caballo que lo coma”, afirmó Ochoa.

La experta también destacó que, sin importar el tipo de pasto, es clave hacer un análisis de suelos del predio donde están los caballos, y de acuerdo a ello, formular una sal que permita proporcionar una nutrición ideal para caballos de pastoreo.

“El suelo es clave, porque es de donde el pasto va a tomar esos nutrientes que requiere. Nuestros suelos tienen deficiencias, por lo que es vital suplementar los caballos en periodos o etapas”, agregó.

Las condiciones del caballo son importantes
Uno de los factores que no se pueden olvidar a la hora del pastoreo es que la principal fuente de alimentación del caballo debe ser el forraje, preferiblemente verde gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales. Sin embargo, a veces hay que acudir al heno como complemento.

No se puede olvidar que el caballo, además de ser herbívoro, tiene un estómago pequeño, por lo que gasta hasta 16 horas comiendo en porciones pequeñas, dijo Wilson Hernando Mora, médico veterinario zootecnista.
“Siempre es importante la calidad del suelo y el aporte de los nutrientes a través del pasto. La dieta clave debe ser forraje, vital en su primera comida.

También es bueno que además tengan en las noches para que el ayuno no sea largo y no afecte el sistema digestivo”, aseguró.

Las desventajas que tiene el sobrepastoreo
En la rotación de las praderas se debe tener cuidado a la hora de regular los tiempos, no puede haber sobrepastoreo. Por sus características, los caballos van a dejar el corte de pasto muy bajo, por lo que se hace indispensable estar rotando con alta frecuencia para dejar que la hierba madure un poco más ante la necesidad de fibra que presentan los caballos. “Dependiendo el forraje, se pueden hacer rotaciones de 45, 50 o hasta 60 días”, mencionó Ochoa.

No obstante, no se puede olvidar que todo esto depende de la calidad del suelo y el tipo de pasto. A su vez, tiene mucho que ver si la dieta es 100% pasto o si hay suplementos con alimentos balanceados.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.