Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La historia de la raza Gypsy Vanner se remonta a finales del siglo 19 y comienzos del 20 donde las familias gitanas empezaron a utilizarlos para arrastras sus carretas en Reino Unido e Irlanda. Años más tarde el caballo gitano, como le llaman, se posicionaría en Estados Unidos, donde ya existe una asociación que certifica la raza y su genética.

Se caracterizan por su docilidad y cercanía con los humanos. Además de su pelaje frondoso que salta a la vista, es un ejemplar cuya anatomía le permite tener varios campos de trabajo. Pueden ser montados para la recreación, deporte o para halar carretas y ayudar en la labores del agro colombiano.

Cristina Lozano, gerente del Criadero La Cumbrecita, cataloga al Gypsy Vanner como un caballo "dócil, inteligente y versátil".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.