Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Es claro que la especie porcina presenta altos riesgos de contraer virus y enfermedades en cada etapa de desarrollo. Pero una alerta ha sido determinante para los porcicu ltores luego de conocer la presencia en Colombia de la circovirosis porcina tipo 2 (PCV-2) desde hace más de una década, igual que pasa con países vecinos como México y unos más lejanos como Chile.

“Se trata de un contaminante no citopático, es decir, que no precede como daño celular en el animal, pero que sí es un peligro por ser un agente etiológico” aseguró la especialista en veterinaria porcina de la Universidad Nacional, María Clara Gómez.

La experta se refiere a que es un virus que desarrolla en los cerdos el síndrome multisistémico de emaciación post destete, el cual entre otras cosas, ataca a los lechones desde el amarilleo de la piel, pasando por la repentina respiración rápida y en especial una notoria pérdida de peso progresiva.

“Ésta es considerada la anorexia de los cerdos”, agregó la Gómez. Además, en cuestión genética, presenta depleción de células linfoides.

A primera vista llama la atención lo rápido que se expanden sus consecuencias sobre la piel del porcino. Esto comienza en los miembros posteriores, pasando por el abdomen, cubriendo el tórax hasta llegar a las orejas.

“La industria de la carne de cerdo pierde millones cada año en diferentes países productores por ser frecuente este mal en crías entre cinco y doce semanas”, comentó el experto en producción de mamíferos domésticos, Manuel Alejandro Moncada.

Sin embargo, aunque su tasa de mortalidad en promedio es de 10%, puede llegar a 50% en casos no tratados.

El virus, antes de llegar a su etapa crónica, se manifiesta con fiebres en la segunda semana, pérdida de apetito y constantes muestras de decaimiento sin movimientos regulares. 

Las vacunas para la enfermedad

En primera instancia debe separar a los animales contaminados de los sanos. Luego de ello, el experto Manuel Alejandro Moncada, argumentó que lo ideal es el tratamiento profiláctico con acetaminofén que debe ser vía oral. En cuanto a otros medicamentos, en Colombia están disponibles diferentes vacunas como la Fort Dodge, Iintervet y Boeringher.

La opinión

María Clara Gómez
Veterinaria porcina de la U. Nacional

“Son virus que ponen en alerta a los porcicultores pero con un adecuado tratamiento puede ser superado hasta en un 100%”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.