Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En el sector agropecuario de a poco se están conociendo las afectaciones en términos económicos a diferentes áreas del campo. El turno por estos días es para los ganaderos, pues Fedegan acaba de establecer que para temas como prevención de la aftosa habrá un sobrecosto.

Se trata de la primera etapa de vacunación contra esa enfermedad y la brucelosis bovina que será del 18 de mayo al 1 de julio. Normalmente la logística y lo necesario para esto, exige un presupuesto que Fedegan calculaba en $27.000 millones.

Ahora, el presidente del gremio, José Félix Lafaurie, señaló que “se viene una etapa muy exigente en cuanto a medidas y condiciones de bioseguridad y eso lo asumimos con un sobrecosto de 5% aproximadamente”. Es decir que hay un encarecimiento de ese margen, que en el papel serían de $1.350 millones adicionales.

Y hay que recordar que hacer este ciclo, y por lo menos otro en el segundo semestre, son factores obligatorios para mantener el estatus sanitario como país libre de aftosa, certificado que recién retomó Colombia por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Precisamente, por curioso que parezca, en la carta de certificación, el organismo señaló que “se deben mantener los controles, revisión sanitaria, como la inspección y la vacunación, aún así aparezcan retos como la movilización geográfica o alguna clase de improvisto en materia de orden público”.

LOS CONTRASTES

  • Deyanira Barrero LeónGerente del ICA

    “Se seguirá trabajando en que la población bovina sea inmunizada, por eso tendremos plena revisión y seguimiento desde el ICA porque la vacunación no se puede ver afectada”.

Lafaurie señaló que este sobrecosto lo asume el gremio, pues dentro de las medidas que necesitarán los trabajadores en campo, son mejores implementos para poder tener contacto no solo con los animales (que no representan riesgo), sino para las visitas donde habrán encuentros con los ganaderos.

La preocupación se da porque en total, los inspectores y veterinarios tienen que cubrir un estimado de 600.000 predios en casi todo el país.
De hecho, en el ciclo de vacunación con mayor cobertura de 2019, se estimaba un hato bovino en poco más de 27 millones de animales. Al final, se lograron inmunizar 26,4 millones de bovinos y 363.515 bufalinos.

“Todos los animales deben ser vacunados en las fechas establecidas, por eso es importante el compromiso de los ganaderos y, de esta manera, mantener el estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación, recuperado en el mes de febrero, gracias al trabajo conjunto entre el sector público y el privado”, dijo la gerente del ICA, Deyanira Barrero León.

Parte del aumento del gasto en lo necesario para el ciclo, se dará porque habrá movilización de animales entre municipios y hasta en departamentos. Por eso la circular que reglamentó la vacunación, entregada por el ICA, señaló que “todos los animales procedentes de los departamentos y municipios de las zonas libres de aftosa sin vacunación que sean movilizados a zonas donde es obligatoria la vacunación, deben ser inmunizados contra esta enfermedad en el lugar de destino. La inmunización deberá ser registrada y oficializada ante el ICA”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.