Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Asociación Colombiana de Criadores de Caballos Árabes tiene registrado 676 pura sangre en el país. Así lo dio a conocer Ángela Ochoa, directora de la entidad, quien agregó que desde el año pasado inició el registro de especímenes cruzados con esta raza.

Para ingresar al registro, la condición que se requiere es que el padre o la madre sea 100% árabe, y que a la vez, estos tengan un registro vigente en Asoárabes. Por medio un examen de Adn se debe comprobar su parentesco. En Colombia se pueden encontrar especímenes desde $10 millones hasta $60 millones. 

Ochoa indicó que en el país hay 21 criaderos que especializados en caballos árabes puros, de los cuales la mayoría están en la Sabana de Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca. 

“La raza árabe tiene muchas virtudes, empezando porque es el que da origen a todas las razas modernas de caballos que existen. Está la raza árabe tipo egipcio, también polaco que es más fuerte por el uso que se le dio en las guerras europeas o el americano, que por lo contrario es más refinado”, detalló Ochoa.

Entre sus cualidades se destaca su resistencia, esto se debe a su genética y procedencia del desierto. De acuerdo a Juan David Escobar, médico veterinario y criador de árabes de la Hacienda Riobamba, es una raza que “aguanta todo tipo de trabajo”, desde labores de finca hasta ser indicado para competencias de halter por su belleza. 

Los aspectos que destacó el veterinario fueron la inteligencia y el temperamento del animal, esta última, aseguró Escobar, ha creado la fama de que la raza es agresiva, pero son dóciles.

Por todas las cualidades anteriores, la raza árabe es cruzada con otras razas para mejorar la genética. Según Escobar, un caballo cruzado con árabe doblega su resistencia, es por esto que los caballos criollos están siendo enrasados con los árabes. 

Desde la Hacienda Riobamba lideran el cruce entre macho árabes puros y yeguas españolas puras. “Este cruce en España es el furor. Los utilizan mucho para rejoneo por su inteligencia y agilidad, lo que lo hace mejor para torear”, indicó el experto. 

“Con el caballo árabe se puede hacer mucho y es lo que estamos haciendo. Queremos crecer la afición por la raza para que cada vez haya más animales criados en Colombia”, dijo Escobar. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.