Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para garantizar el bienestar animal en los hatos durante las épocas de escasez y sequía se recomienda conservar alimento en las temporadas de abundancia. La henificación, el ensilaje y el henolaje son algunas técnicas que le permiten conservar el forraje para asegurar la alimentación de sus bovinos.

Es por eso que resulta fundamental tener un buen manejo de técnicas para conservar alimento que aporte suficientes nutrientes a su hato ganadero. Agronegocios le explica tres formas de hacerlo para lograr resultados óptimos.

La henificación, el ensilaje y el henolaje buscan estabilizar las dietas de los animales, guardando comida sobrante en época de alta producción para utilizarla en épocas de baja producción.

La selección de la técnica de conservación a utilizar depende de la producción y el forraje que se utilice en el hato. "La selección del método de conservación o del producto utilizado depende de la pastura que se tenga como dieta base. El silo y el henolaje son utilizados en ganadería de leche, el heno se puede utilizar cuando se tienen necesidades de volumen", comentó Ricardo Arenas, médico veterinario especialista y coordinador en asistencia técnica y extensión en Fedegan.

Henificación

El heno se considera la primera forma que se desarrolló para la conservación de forrajes. "Dado que el heno es un producto seco, se busca protegerlo de la humedad", dijo. Este producto es el pasto al que se le ha reducido su humedad natural, que al momento del corte está entre 75% y 90% . Gracias al secado y almacenamiento se lleva a niveles de entre 12% y 20%.

Este proceso permite la conservación segura del forraje, pues evita la putrefacción y la fermentación. Una de sus ventajas es que el heno mantiene el valor nutritivo del forraje. Al realizar el proceso de henificación se debe tener en cuenta el estado de madurez del forraje.

Ensilaje

El ensilaje permite regular la oferta nutricional para los animales. Este método se basa en un proceso de fermentación anaerobia. Se puede ensilar casi cualquier material vegetal que se utilice para la alimentación animal, como forrajes, frutas o tubérculos. Sin embargo, se recomienda utilizar un material con alto contenido en producción de biomasa y carbohidratos.

En caso del ensilaje de gramíneas como el maíz y el sorgo, el momento ideal de cosecha es cuando el grano está lechoso. En leguminosas el momento indicado es en estado de prefloración. Para reconocer la calidad el silo, el mejor indicador es la palatabilidad y el consumo de los animales.

Mantener la aneorobiosis es fundamental para un buen manejo del silo, "se necesita que el producto este encerrado y que no entre oxígeno", señaló.

Henolaje

Es un hibrído entre la henificación y ensilaje, el henolaje varia entre el heno y el silo según el material conservado y la humedad a la que se empaca. Es un sistema de conservación de forraje semiverde con humedad cercana a 50%. Se puede realizar con todo tipo de praderas, aprovechando así pasturas de alta calidad como el kikuyo, la alfalfa o los tréboles en trópico alto.

Este método es muy efectivo para la conservación, específicamente de forrajes excedentarios, los cuales se producen en épocas de abundancia."Ayuda a usar las pasturas que no se alcanzan a comer los animales en momentos de alta producción", explicó Arenas.

Arenas reitiro que estos productos lo que buscan es garantizar la alimentación en épocas de baja producción; sin embargo su calidad nutricional no es mejor que la del forraje fresco. "La buena o mala calidad nutricional del silo, heno o henolaje depende de la calidad de forraje fresco que se utilice", afirmó.

En el Manual Práctico Ganadero, iniciativa virtual del Área Técnica de Fedegan- Fondo Nacional del Ganado, se pueden encontrar capítulos destinados a los métodos de conservación de forrajes. Desde esta iniciativa de difusión también se revisan otros asuntos de importancia para el sector ganadero. Puede consultarlo en la página de YouTube de Fedegan.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.