José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, pidió acompañamiento para los productores y empresarios ante los impactos negativos que podría generar sobre la actividad pecuaria aledaña a la hidroeléctrica, informó el gremio ganadero en un comunicado.

Aunque la atención se ha centrado en la zona ribereña, en la subregión de la Mojana, comprendida por 11 municipios en 4 departamentos: Antioquia (Nechí); Bolívar (Magangué, Achí y San Jacinto del Cauca); Córdoba (Ayapel) y Sucre (San Marcos, Guaranda, Majagual, Sucre, Caimito y San Benito Abad), los ganaderos piden ayuda urgente por parte de del Gobierno Nacional.

“Los ganaderos de estos municipios se sienten desprotegidos ante un inminente desbordamiento del río Cauca, en especial en San Jacinto, Guaranda y Achí, y por ello solicitan al Gobierno que les preste una pronta asistencia”, enfatizó Lafaurie.

El directivo de Fedegán dio a conocer apartes de una misiva enviada por Enrique Martínez, presidente del Comité de Ganaderos de La Mojana (Cogamojana) en donde le pide al presidente Juan Manuel Santos, apoyo de transporte para la movilización de los bovinos de la región hacia fincas en zona de sabana o las partes más altas de la región.

De acuerdo a lo expresado por el presidente de Fedegán –en la carta enviada por su colega de La Mojana–, le recuerda al mandatario de los colombianos que esa región del país, sería una de las más afectadas en caso de presentarse un colapso de Hidroituango, por lo que un suceso de esa naturaleza dejaría resultados nefastos en materia económica incalculables en vidas humanas y en semovientes.

Por esa razón, los ganaderos de esa zona del país piden apoyo en transporte en camión y planchones para evacuar más de 200.000 reses que se encuentran en la región, las cuales están en riesgo de ahogarse en caso de que no sean movilizadas a tiempo y ocurra una catástrofe en la hidroeléctrica.

“Es prioritario que el presidente Santos escuche la petición de los ganaderos de La Mojana, esa es una región fundamental para el sector, ya que de allí proviene una gran cantidad de semovientes que surten a Antioquia y el Caribe, por lo que deben adelantarse todas las acciones necesarias para evitar una gran mortandad como la que se presentó en 2010 tras la ruptura del canal del Dique”, recordó el presidente ejecutivo de Fedegán.