Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Con el objetivo de proteger a todos aquellos pescadores que realizan su labor de manera legal y de manera responsable con el medio ambiente, fue aprobada la Ley de Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, la cual inicialmente acarreará sanciones pedagógicas.

Sin embargo, más adelante la ley traerá para quienes incurran en pesca ilegal sanciones y multas económicas por afectar el ecosistema marino y no realizar la actividad pesquera de manera sostenible. 

“Inicialmente vamos a tratar de que las sanciones sean pedagógicas, queremos socializarla en todo el país, aunque el desconocimiento de la norma no eximirá de responsabilidades”, manifestó el director general de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), Otto Polanco Rengifo.

Así mismo, Polanco destacó que esta ley es una herramienta que necesitaba el país desde hacía muchos años.

“Nosotros tenemos un gran potencial en recursos pesqueros, somos un país tropical con gran biodiversidad pero los volúmenes de cada una de las especies son muy limitados, por ello, cuando se hace pesca ilegal o se realiza actividad pesquera sin ningún control se corre el riesgo de que este potencial se vea afectado”, indicó Polanco. 

Además destacó que para la pesca de subsistencia, definida de acuerdo a la Ley, como aquella que comprende la captura y extracción de recursos pesqueros en pequeños volúmenes, parte de los cuales podrán ser vendidos, con el fin de garantizar el mínimo vital para el pescador y su núcleo familiar, no aplicará la Ley de Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada.

Entre tanto, para la pesca comercial avanzada e industrial si entrarán las penalidades. 

Vale destacar que la Ley de Pesca Ilegal diferencia a los pescadores artesanales de los pescadores de subsistencia y define la pesca artesanal, como aquella que hacen los pescadores de forma individual u organizada a través de empresas como cooperativas, con aparejos propios de una actividad productiva a pequeña escala, mediante artes y métodos menores de pesca. 

“Para los pescadores artesanales las multas y sanciones no serán tan fuertes como para los industriales ya que el daño que ellos pueden causar es mínimo frente al que pueda hacer un industrial”, agregó el directivo. 

Por otro lado, Polanco señaló que se entiende por pesca ilegal toda aquella actividad que se hace al margen de la ley, “es pesca ilegal cuando barcos extranjeros entran a nuestras aguas, capturan recurso y se lo llevan, cuando se pesca en tiempos de veda, cuando se pesca con dinamita, en parques naturales y áreas protegidas, y cuando se pesca con artes y aparejos”, agregó. 

Un cambio fundamental que establece esta Ley es contabilizar las 36 horas para judicializar al infractor, una vez arribe al puerto; y no como se venía haciendo hasta ahora, donde las 36 horas son contadas a partir de la captura en alta mar, lo que dificultaba judicializar al infractor, ya que una vez en puerto, se vencen los términos y el infractor queda libre.

“Estamos dando un paso al futuro para proteger lo nuestro y para seguir velando por la seguridad alimentaria y el empleo de cientos de personas en todo el territorio nacional”, aseguró el director de la Aunap.

Este paso, sumado a otras acciones que viene desarrollando la Aunap a través de la Mesa Nacional contra la Pesca Ilegal e Ilícita (Mnpii) de la cual hacen parte el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Fiscalía General de la Nación, Aunap, Dimar, Parques Nacionales Naturales, Armada Nacional y Policía Nacional, permitirán mejorar las acciones y agilizar los procedimientos.

El año pasado se realizó la Mesa Técnica Nacional de Pesca Ilegal en Bahía Solano, mientras que para este año se harían tres mesas más: una en Buenaventura que se instalará desde hoy, otra en el Caribe, está por definirse si será en Cartagena o Barranquilla; y una última en San Andrés y Providencia. 

Polanco además enfatizó en que una de las estrategias que se va a implementar con esta ley es la de sustituir artes y aparejos para que la gente reemplace lo ilegal por algo aprobado y dentro de los estándares para que no causen impactos fuertes sobre los ecosistemas. 

Los contrastes

Otto Polanco Rengifo
Director de la Aunap 

“A la pesca de subsistencia no aplica esta ley, mientras que para la  pesca comercial avanzada e industrial si entran las penalidades”.

Control para que cumplan requisitos

Aunque Colombia no ha adoptado el tratado sobre el Estado Rector del Puerto, la Aunap avanza en la capacitación a inspectores pesqueros y fiscales regionales sobre la reglamentación para eliminar la pesca ilegal, apoyados en la Fundación MarViva y Conservación Internacional. La Dimar está haciendo el control para que las embarcaciones cumplan con los requisitos y realicen sus faenas dentro del marco regulatorio. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.