La medición por ultrasonido, es la apuesta del sector ganadero para determinar el rendimiento y calidad del ganado, esta tecnología ha tomado gran importancia y utilidad para recopilar información en cuanto a la reproducción y lograr obtener una mejor calidad de la carne para el consumidor.

Existen tres tipos de ultrasonido: externo, transrectal e interno, la diferencia de estos radica en su uso. El externo es utilizado para analizar los tejidos musculares y grasos en el animal y el interno y transrectal para fines reproductivos.

Cualquiera puede ser usado en ganadería. “Lo que los especializa es el objetivo del uso. Para reproducción por ejemplo se podrían usar el transrectal y el interno intravaginal. Para músculo esquelético el externo”, señaló César Gómez, profesor de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Salle.

Una de las mayores ventajas del ultrasonido es que se pueden conocer las características del animal sin necesidad de sacrificarlo en una técnica no invasiva y de bajo costo, como también obtener la información necesaria para seleccionar un toro para cada vaca, ya que estas requieren características específicas para mejorar su genética.

“Los beneficios del uso de ultrasonido en ganadería son varios. Desde la evaluación de la magridad de la carne (ojo de lomo) y el examen reproductivo entre otros usos. En reproducción por ejemplo se pueden evaluar preñeces tempranas antes de los 40 días de gestación y por otro lado la evaluación de los ovarios para establecer programas de reproducción asistida como inseminación a tiempo fijo, transferencia de embriones y fertilización in Vitro”, agregó Gómez.

De igual forma, pueden ser utilizados en la determinación de patologías reproductivas como quistes ováricos, salpingitis, infecciones uterinas, entre otras, las cuales impactan sobre la ganadería en el aumento de días abiertos y pérdidas económicas.

La implementación de este método en ganadería se fortaleció con el uso de ecógrafos portátiles de batería que duran entre tres y cuatro horas de uso continuo, facilitando el uso en corrales y establos.

LOS CONTRASTES

  • César GómezDocente de la Universidad de La Salle

    “La ultrasonografía se utiliza en la determinación de preñeces tempranas y fertilización in vitro en el caso de biotecnologías reproductivas”.

 

Un ultrasonido marca Kaixin Kx5600, con características y accesorios que tienen un rendimiento productivo bueno, tiene un valor de $8,9 millones, por otro lado la marca Mindray considerada una de las mejores en el mercado ofrece imágenes de alta definición en un ultrasonido por $55 millones.