Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Al sur del país nació la Asociación de productores Agropecuarios para el Desarrollo del Norte del Caquetá y La Amazonía (Asoproagronorte), una organización que tiene como objetivo hacer un tránsito hacia la ganadería sostenible para contrarrestar la deforestación.

En total son 189 pequeños productores que están en el proceso de reconversión de 567 hectáreas destinadas durante décadas a hacer ganadería extensiva.

“No queremos ampliar la frontera agrícola, no queremos talar ni un árbol, al contrario, queremos dejar un legado para nuestros hijos y proteger 3.900 hectáreas generando acuerdos de conservación, porque cuidar el medio ambiente es lo que queremos”, dijo John Jairo Avilés Garzón, representante legal de la asociación.

Esta iniciativa se desarrolla en 27 veredas de los municipios Pdet de San Vicente del Caguán (Caquetá); y la Macarena y Uribe (Meta), cerca a los parques nacionales Tinigua y Picachos.

“Estamos abandonando ese modelo de extensión de terreno para ser más productivos sin necesidad de talar el bosque, ese es el valor principal de este proyecto, la no deforestación”, explicó Wilson González, un beneficiario de la iniciativa

Dentro de este proceso se implementarán arreglos agrosilvopastoriles de tres hectáreas por beneficiario y así aumentar la capacidad de carga y la productividad de leche cruda. Esos sistemas vienen acompañados de asistencia técnica productiva, ambiental y social, y de gestión administrativa, contable y financiera.

Los beneficiarios también reciben herramientas, equipos y maquinaria agrícola para lograr los resultados deseados y optimizar la producción.

“Somos los primeros que hemos conseguido maquinaria aquí en la zona, esto es histórico para nosotros y para nuestra organización porque vamos a cambiar la forma de trabajar y de tecnificar nuestros predios, queremos ser la prueba de que con poco se puede hacer mucho”, agregó Daniel Parra Torres, otro de los beneficiarios.

¿Cómo se hará?

Se establecerán 46,25 hectáreas de bancos mixtos de forraje, casi 0,25 hectáreas por productor, para mejorar la calidad en la alimentación del hato ganadero. Esto eleva la calidad de la leche y la rentabilidad del negocio.

El aliado comercial de esta iniciativa es Lácteos del campo Caqueteño S.A.S., que opera en la vereda La Unión, un municipio de San Vicente del Caguán.

Este proyecto cuenta con el apoyo económico del Programa Colombia Sostenible (PCS), el cual es ejecutado por el Fondo Colombia en Paz (FCP) y financiado con recursos provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La inversión del PCS es de $1.020 millones, mientras que el Programa Visión Amazonía aportó $680 millones y una contrapartida por más de $5.000 millones (principalmente en mano de obra) que son administrados por Asoproagronorte, que ejecuta el proyecto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.