Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La crisis que ha generado el cierre de la Vía al Llano ya registró afectaciones en el sector turístico, comercio entre muchos otros sin dejar de lado el agro. Allí los ganaderos ya empiezan a ver las primeras secuelas si se tiene en cuenta que el precio de ganado bovino ha disminuido entre $300 y $400 en los Llanos Orientales.

“El precio se afecta porque se incrementa la oferta de animales debido a que estos no salen de los Llanos Orientales, como sucede de manera rutinaria”, explicó José Feliz Lafaurié, presidente de Fedegán.

Según el líder gremial, usualmente el mencionado mercado abastece a las plantas de sacrificio de la capital de la República, y eso, ahora, por el cierre de la vía a los Llanos, ya no sucede.

“Las plantas de Bogotá no están absorbiendo el ganado, como lo acostumbran cuando la vía se encuentra en condiciones normales”, recalcó.

No habría desabastecimiento
Sin embargo, “no se podría hablar de un desabastecimiento en Bogotá porque esta ciudad tiene la gran ventaja de encontrarse en el centro del país, y a ella, puede llegar ganado del Magdalena Medio, del Tolima o del Huila”, explicó el dirigente gremial.

No obstante,  80% del total del sacrificio de Bogotá proviene de los Llanos Orientales, por ende, se da actualmente una sustitución de la oferta, y de manera simultánea, el reacomodo total de la misma.

Argumentó que la oferta no tendrá la misma dinámica que la registrada por los Llanos Orientales cuando la vía se encontraba en plena normalidad.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.