El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) anunció en un comunicado oficial que en diez departamentos del país se detectó influenza equina en caballos, asnos y mulares. La entidad informó que ha atendido 148 notificaciones de episodio respiratorio en equinos en 15 departamentos, con resultado de parte positivo en Valle del Cauca, Cundinamarca, Antioquia, Cauca, Risaralda, Tolima, Quindío, Boyacá, Huila y Caldas.

El Laboratorio Nacional de Diagnóstico Veterinario de la entidad, en sus actividades de vigilancia, confirmó que se han diagnosticado 63 predios con animales positivos y 10 negativos y que actualmente se encuentran pendientes de diagnóstico muestras de 75 predios.

La última vez que presentó el brote de la enfermedad fue en 2010. Como medida de contención, la Gobernación del Valle dio la orden de suspender movilizaciones animales en 24 municipios de la zona.

El Director Técnico de Sanidad Animal del ICA, Mario Peña, explicó al respecto de la epidemia que “la influenza equina es similar a la gripe en los humanos, con síntomas que aparecen dos o tres días después del contagio y para que los animales se recuperen es necesario aislarlos y dejarlos descansar, sin someterlos a esfuerzo físico. Es importante recordar que esta enfermedad no se trasmite a los seres humanos”.

Los principales síntomas corresponden a un cuadro respiratorio que debilita al animal por varias semanas, tos seca, fiebre, descarga nasal serosa y después mucopurulenta, pérdida de apetito y dolores musculares.

En ese sentido, la ICA brinda una serie de recomendaciones para prevenir y curar la influenza equina. Para el animal que ya tiene la gripa, lo fundamental es no movilizarlo y evitar la propagación del virus, mientras que para la prevención hay que vacunar inmediatamente al resto de equinos que convivan con el afectado, y limpiar y desinfectar en las caballerizas donde estuvieron los enfermos.

Por otra parte, el ICA hizo un llamado a los representantes legales de eventos que impliquen concentración de animales a tener la respectiva licencia zoosanitaria y estar atentos a si algún animal presenta signos respiratorios con tos seca.