Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mientras usted lee esta edición de Agronegocios, en la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (Fedequinas) se estará llevando a cabo los preparativos para la junta y asamblea del mes en el que, entre otras, se discutirá poner fin a la práctica de picar la cola a los caballos criollos.

Este es la primera de dos sesiones que evaluará el informe técnico del comité para expedir la resolución con la que, entre otras, se eliminará la penalidad o faltas graves contempladas en las competiciones por la movilidad de la cola del caballo.

De acuerdo con Mauricio Cardona, presidente de Fedequinas “la junta fue citada al igual que la asamblea el miércoles 29 de marzo. En cuanto al tema de la cola picada, no hay una posición definitiva y el comité lo sigue investigando para permitir o no esta práctica”.

Dentro de los que apoyan la iniciativa de eliminar la picada de la cola está la juez Ángela Ochoa quien señaló que “si bien tiene un sentido estético esta práctica, el precio que el animal paga es muy alto y no se justifica frente al beneficio que se pueda obtener. Entonces, lo mejor que le puede pasar a los caballos colombianos es que finalmente se prohíba la picada de la cola”.

La razón de esta polémica sobre una práctica que incluso tiene connotaciones culturales es que las condiciones en la que normalmente se realiza no cuentan con una asepsia adecuada lo que provoca que el riesgo de tener una infección en el animal sea muy alto.

“Son miles de caballos a los que personas que no se encuentran capacitadas ni tienen el conocimiento empiezan a cortar estructuras, nervios, músculos, tendones y hasta arterias que ponen en serio peligro la vida del caballo”, agregó la experta.

Por esta razón es que la propuesta que se analizará en la reunión de Fedequinas contempla que los ejemplares nacidos a partir de 2016 no tengan la cola picada. Y también se pone sobre la mesa un argumento de orden legal y es la convergencia a la ley 1774 mejor conocida como la del maltrato animal.

“Hemos visto que los caballos tienen, después de padecer esta práctica, las colas torcidas para algún lado y que han tenido que soportar hasta tres operaciones adicionales dentro de la cola”, puntualizó Ochoa.

No hay que olvidar que esta norma, sancionada en 2016 por el presidente Juan Manuel Santos, contempla que cualquier acto dañino contra los animales podrá ser multado por las autoridades hasta con 50 salarios mínimos mensuales. Para este año, el salario mínimo quedó fijado en $737.717 y, en esa medida, la multa estaría establecida en $36,88 millones.

De discutir y aprobar en la primera vuelta la prohibición de la cola picada, quedaría pendiente la reunión de abril en el que se expediría la resolución.

¿Por qué le pican la cola al caballo?
Esta tradición fue aceptada por la sociedad durante años buscando elegancia y un adorno en la cola de los ejemplares. La técnica se hacía con incisiones en la parte inferior de la cola y la base para evitar un coletazo. El que un ejemplar mueva la cola durante la competencia, es considerado como una falta grave que es castigada con disminuir los puntajes.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.