Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hasta el momento, las autoridades y referentes del sector privado mencionan que se están cumpliendo con todas las recomendaciones y observaciones por parte de los técnicos norteamericanos y habría mayores novedades en 45 días.

Según mencionó el ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay, Euclides Acevedo, Paraguay podría llegar a enviar sus primeros cargamentos de carne a Norteamérica a partir de junio o julio de este año, entendiendo que a raíz del conflicto bélico este destino podría aceptar carne paraguaya como una opción más ante la clausura y sanciones hacia el mercado ruso.

Apertura

En conversación con el viceministro de Ganadería, doctor Marcelo González, explicó que se mantiene mucho positivismo al respecto, esperando que para ese tiempo los gobiernos de ambos países simplemente concreten esta importante apertura para el Paraguay. “Posterior a esto, ya sería el sector privado el que entraría a explorar ese nuevo mercado, posicionando nuestra carne y observando aranceles luego del visto bueno de Cancillería y el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa)”, acotó.

El profesional enfatizó, al igual que muchos otros referentes, que esta apertura convergerá en un importante “pasaporte” para ingresar a nuevos mercados, ya que se traduce en el sello de aprobación y calidad de un exigente mercado como el norteamericano que es bastante estricto en cuanto a condiciones fitosanitarias y de calidad concierne. “Es un aval que nos permitirá ingresar paulatinamente más al norte y sur de los Estados Unidos”, afirmó.

González sostuvo que esta habilitación posee una serie de plazos a cumplir, establecidos principalmente por el sistema norteamericano, donde los documentos de solicitudes y contestaciones van y vienen. “Por esto, estimamos que todavía queda un remanente de trámites a ser realizados que podrían durar unos 90 días más, sin embargo, en 45 días más podríamos tener novedades ya de la fase final de este proceso”, comentó.

Mercados

Por otro lado, recalcó que oficialmente el país tiene disponible más de 70 mercados para exportación de carne, donde ya el ámbito privado puede ingresar a conversar y realizar transacciones, eligiendo los mejores destinos de conveniencia o idoneidad en relación a los niveles productivos que se poseen en el Paraguay, al margen de los indicadores de cotización y los tipos de cortes requeridos en cada país.

“Actualmente tenemos alrededor de 41 mercados que están activos, es decir, que hubo transacciones y contratos hasta el 2021; luego del inicio del conflicto bélico, dos frigoríficos de gran envergadura que comercializaban a Rusia se encuentran en el ejercicio de buscar nuevas alternativas donde colocar cortes para procesamiento industrial. Es fundamental que la ciudadanía pueda entender la importancia de la exportación para la salud económica del país y para los puestos de trabajo”, detalló.

Hato

Consultado sobre el impacto de la sequía, escasez de maíz para la alimentación de animales y avances de la vacunación contra la fiebre aftosa, refirió que podría llegar a generarse un desbalance en el nivel del hato para el año. Según el mismo, se están analizando los últimos datos de la etapa de vacunación que inició en enero, tanto antiaftosa como antibrusélica, y finalmente esta compilación va a arrojar una radiografía certera en torno al panorama bovino.

“Una vez que tengamos todos estos datos, tendremos el panorama completo de la situación y podremos observar si el hato ganadero se encuentra estable, si hay una pequeña disminución o no. Lo que se espera, con base en el modelo estadístico, es que haya una leve disminución del hato como consecuencia de los problemas climáticos que se han tenido en las épocas de apareamiento de los animales. En un corto tiempo tendremos los datos precisos al respecto”, puntualizó el viceministro.

Finalmente, el profesional señaló que el desafío inmediato de la cartera es que el campo y el sector pecuario pueda prepararse para el invierno con suficiente forraje para los meses más complejos. “Tenemos que preparar al productor para afrontar el invierno, que en caso de ser seco sería más duro para ellos y para los animales, sin dejar de lado el ámbito financiero, alistándose para invertir en caso de ser necesario”, finalizó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.