Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Hay muchas dietas recomendadas para la alimentación de las mascotas y una de ellas es la Barf, bones and raw food (huesos y comida cruda). Este es un tipo de alimentación bastante controversial, ya que es comida cruda y natural. Algunos médicos veterinarios comentan que podría existir un riesgo de contraer bacterias y crear problemas gástricos, pero hay algunos especialistas que afirman que reduce los problemas digestivos, los fortalece, les crea mayor resistencia a los parásitos y enfermedades, les mejora el pelaje, se vuelven más activos, entre otros beneficios.

La dieta Barf se compone de proteína, huesos carnosos como pollo, carne o pescado, vegetales y frutas. “basta con que en el plato de nuestra mascota encontremos 50% de carne/pollo o viseras, 20% de huesos carnosos, 20% de verduras frescas y podemos añadir 5% de fruta y, adicionalmente, podemos agregar de forma natural 5% en avena en hojuelas o salvado, lo que ayudará al procesamiento del alimento en él organismo de nuestra mascota”, explicó Jennifer Hernández, creadora y representante legal de Maskotas Barf.

Según Hernández, los alimentos que se pueden dar, tanto a los caninos como los felinos, son pollo, como huesos carnosos, pechuga de pollo, filete de pollo, alas y costillas; en carnes puede ser carne de espina o costilla de res, corazón, molleja e hígados; verduras como zanahoria, espinaca, acelga, repollo, remolacha y, por último, frutas como manzana, arándanos, papaya, melón, sandía, fresas y melocotón. “Lo que siempre digo, que nunca falte en una receta la zanahoria, ya que es alta en vitaminas y muy buena para la vista de las mascotas”, comentó.

En material de ingredientes, las presas de pollo se encuentran en un rango de $3.000 a $10.000, las carnes entre $7.000 a $20.000 aproximadamente y entre $7.000 a $20.000 los huesos.

Las verduras, frutas y hojuelas entre $7.000 a los $20.000 en total. “Hacerla en casa da la seguridad de saber qué está dándole a su mascota y puede salir un poco más económico, comprarla por el proceso y empaque claramente sale un poco más costoso, siempre aconsejo que las personas verifiquen muy bien la fabricación de las dietas, que sea un sitio confiable donde se compre”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.