Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ubicar lecciones en los huesos, identificar accidentes ocios, reconocer las articulaciones del cuerpo del animal, fuente de información ortopédica canina y hacer pedagogía sobre las posibles patologías de los huesos son varios de los usos que se le pueden dar al esqueleto canino en tercera dimensión.

Este proyecto fue desarrollado por Laura Romero Chacón del programa de Medicina Veterinaria de la Universidad de La Salle y de Jeisson Peña, estudiante de Mecatrónica del instituto Técnico Central de La Salle y será presentado a un concurso en el que la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología Aplicada, en Europa.

Los estudiantes no lo hicieron solo, estaban acompañados de un grupo de seis personas, dos profesores, dos técnicos de laboratorio y ellos. Antes de empezar la elaboración manual del esqueleto.

Actualmente, el prototipo cuenta con cabeza, mandíbula, escápula y vértebras. Todos obtenidos por medio de la técnica de impresión 3D. Cada hueso tiene un peso aproximado de 20 a 50 gramos y están elaborados en ABS que es un plástico maleable al calor.

“El esqueleto en 3D es un modelo anatómico de forma y estructura. Busca ser un referente canino que puede ser estudiado independientemente de las diferentes razas que existen de perros”, explicó César Alfonso Muñetón Gómez, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de La Salle y tutor del proyecto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.