Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Tras la coyuntura presentada por el covid-19, tiempo en el que las personas cambiaron actividades o hábitos diarios aumentaron los casos de estrés o agotamiento laboral. Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Salud y Trabajo en el Sistema General de Riesgos Laborales entre 20% y 33% de los trabajadores manifestaron un alto nivel de estrés tras finalizar las cuarentenas.

Algunas personas buscando modificar algunos de estos hábitos optaron por tener una mascota en la casa con el fin de realizar una actividad diferente y teniendo en cuenta que muchos empleadores implementaron trabajo híbrido, lo que les permite tener más tiempo en casa. Según Michel Cardona, director del programa Ciencia Gabrica, "en 2020 se incremento 50% la adopción de mascotas ya que el encierro por el virus generaba ansiedad y esto ayudaba a contrarrestarla".

Teniendo esto en cuenta, es importante destacar cuáles son esos elementos que hacen que una mascota alivie el agotamiento laboral. Según los expertos, las mascotas en general ayudan a que cuando las personas estén en estado de ansiedad se genere un vínculo que permita que la frecuencia cardiaca se establezca. Al momento de jugar o acariciar a la mascota, se puede experimentar un aumento de oxitocina, liberando todo tipo de angustia negativa en el cuerpo.

En otro caso cuando las personas llegan a la casa, después de un día de trabajo, y encuentran a su mascota es gratificante ya que les brinda compañía y tranquilidad. Es por eso que Cardona agrega otros efectos positivos que pueden causar las mascotas:

  • Disminución de cortisol que es la hormona del estrés.
  • En las personas con una enfermedad crónica ayudan a una mejora más rápida.

Para Cardona, entre los ejercicios que puede realizar el ser humano y su mascota para reducir enfermedades después de la jornada laboral está "caminar, trotar y jugar". Además, explicó que es evidente que la mascota siempre va a brindar un tipo de apoyo emocional y bienestar mental, pues la compañía ayuda a mejorar la autoestima y confianza.

También, la compañía de una mascota puede generar mayor interacción social y pensamientos positivos. Daniel Flórez, médico y candidato a Magister en Salud Mental Comunitaria de la Universidad El Bosque, explicó que "la investigación humano-animal ha demostrado que las personas presentan una tendencia a percibirse más positivas cuando se encuentran en compañía de una mascota, que cuando se encuentran solos, adicionalmente, facilitan la interacción social, permitiéndoles hablar un poco de sus experiencias y generando lazos con otras personas".

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.