Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jóvenes investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (Unal), sede de La Paz, del programa de ingeniería mecatrónica, crearon un sistema sostenible de riego de cultivos, el cual funciona con energía solar. Este produce su propia energía y se activa bajo ciertas condiciones sin necesidad de un operario. Surge como una alternativa más económica con respecto a los dispositivos que ya existen en el mercado.

"La idea surgió en un semillero de investigación de 'Sistematización, Automatización y Energías Renovables'. En este estábamos analizando problemáticas de nuestra región y cómo podíamos abordarlas desde nuestro programa curricular", recordó Jhon Mario Galán, estudiante de séptimo semestre de Ingeniería Mecatrónica de la Unal, sede La Paz.

El joven investigador comentó que el propósito que se plantearon fue llevar tecnología al campo. "En nuestro territorio existen grandes zonas de cultivo que se encuentran alejadas de la ciudad, o que no cuentan con energía eléctrico", dijo. Por esta razón, junto a su equipo de trabajo, consideraron importante poder establecer un desarrollo que facilite la tarea de riego de cultivos en los territorios alejados.

Galán explicó que, "por acción de una electroválvula, el sistema utiliza el agua de la sede de La Paz, y la bombea hacia las zonas que necesitan riego, a través de mangueras y tuberías de PVC. Además, mediante sensores, por ejemplo, de humedad, permite ayuda a dosificar el preciado líquido".

Para que el sistema permita el flujo de agua, el sensor debe detectar que el suelo está seco. Está programado para funcionar a determinadas horas y así evitar el desperdicio de recurso hídrico y potenciar el cultivo. Cabe resaltar que el sistema funciona sin necesidad de un operador.

Rudesindo Acuña, estudiante que también hizo parte del desarrollo, mencionó que "el sistema se encuentra conectado a un panel solar, que transforma la luz del sol en energía eléctrica, y que le ofrece la autonomía suficiente, incluso para funcionar en horas de la noche, ya que esta se almacena en una batería".

Utilizar energía solar se contempló precisamente para que el sistema pueda ser implementado en las áreas que no tienen acceso a energía eléctrica o a pozos de agua. Sus creadores anotan que se cuenta con un primer prototipo de aplicación que permite visualizar en el teléfono los datos obtenidos por los sensores, modificar las horas de riego o parámetros utilizados por el sistema. "La idea es trabajar en nuestra propia aplicación para en un futuro poder patentarla. Queremos ofrecer una solución económica y rentable que pueda abastecer grandes zonas de cultivo", dijo Galán.

En este momento los jóvenes investigadores se encuentran mejorando el prototipo, y esperan establecer un sistema inalámbrico para evitar el uso de cables. También están en charlas con Agrosavia, quienes mostraron interés para utilizar este sistema en sus cultivos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.