Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La primera patente de investigación otorgada a la Universidad de Manizales tiene un directo beneficio para los pequeños y medianos caficultores de Colombia. Se trata de un dispositivo electrónico e inalámbrico que permite determinar el rango de humedad del café en tiempo real durante su proceso de secado, creado por el investigador Diego López y desarrollado por el Grupo de Investigación y Desarrollo en Informática (Gidit) de esta institución. 

Es así que “el dispositivo está diseñado para que el productor riegue su café en un patio parabólico o al aire, tome una muestra en un recipiente de plástico y mediante un aplicativo en el celular y luego de establecer una medida de 100 a 300 gramos dependiendo del espesor, pueda determinar en tiempo real cuál es la pérdida de peso que hay por humedad. El aparato le indica cuando el rango está entre 10% y 12%, que es el índice ideal”, indicó López. 

De este modo, esta patente se convierte en un aliado para mejorar la competitividad, ya que “le enseña al campesino a identificar cuál es el rango de humedad ideal por lo que puede recibir más dinero por su producción al saber que el café pesa más, se va a ofrecer con la norma técnica de comercialización y para los compradores van a disminuir sus reprocesos de mezclas. A su vez, el caficultor puede emplear su tiempo adicional en otras actividades, en vez de estar pendiente sobre el estado de la humedad, ya que recibirá en su teléfono móvil una señal que le indicará esto”, agregó el profesor e investigador de la Universidad de Manizales. 

De este modo, el dispositivo ya patentado para esta institución se convierte en un instrumento ideal para los pequeños y medianos productores que en en Colombia se acercan a 90% del total y que, en muchas ocasiones, ven castigado el precio que reciben por su café pues los compradores o las cooperativas le ofrecen un monto menor al estar por debajo o por encima del porcentaje ideal de humedad. 

“Por ejemplo, si el valor de la arroba de café está en $80.000 pero el rango no está en el índice establecido, es muy probable que le paguen al productor $65.000 o $70.000. También puede devolverse a su finca pagando dos o más veces el flete, esperando a que seque y luego regresar de nuevo, ocasionándole bastantes pérdidas económicas”, complementó López. 

Entre otros, los actuales métodos que emplean los caficultores en todo el territorio nacional incluyen medidas rudimentarias y empíricas para medir la humedad del grano como trillar el café en la mano y observarlo por su color, lo que no son medidas siempre seguras y cien por ciento confiables para esto. 

En este sentido, la novedad y el valor agregado de la invención también estará en su accesibilidad, ya que los dispositivos de medición de humedad tradicionales tienen precios en el mercado superiores a US$1.500, mientras que este aparato lo hace en tiempo real y prevé tener un costo menor a $1 millón, lo que según López, se trata de algo “beneficioso, principalmente, para los pequeños y medianos productores”. 

Tras este proceso, Guillermo Sierra, rector de esta universidad, expresó que “se demuestra que este tipo de desarrollos son posibles con los que se mejora la calidad de vida de los caficultores y se evidencia a la tecnología como una herramienta útil para el sector agropecuario”. 

Se inicia el avance en prototipo industrial

Luego de la obtención de la patente, este dispositivo se encuentra en la etapa de industrialización con el objetivo de iniciar su comercialización en diciembre. De este modo, se buscará adaptarlo a otros granos como cacao y ofrecerlo en otros países productores, ya que la patente tiene vigencia internacional. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.