Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La producción de ahuyama en el país es importante, en especial en la región Caribe; según un informe del Ministerio de Agricultura, para el 2017 esta región concentró 41% de área cosechada del total nacional. En 2018, el cultivo de esta verdura en todo el país abarcó 5.968 hectáreas que produjeron 77.703 toneladas. Su versatilidad de usos la han posicionado como un alimento de importancia en la agroindustria, pues cuenta con propiedades medicinales y usos variados; entre ellos, puede reemplazar a los colorantes químicos.

Se puede utilizar como un colorante natural

Estudios de la Universidad Nacional de Colombia demostraron las capacidades de la ahuyama para ser utilizada como un pigmento natural. Sandra Ballesta, estudiante de la Maestría en Ciencia y Tecnología de Alimentos, sometió a un estudio de caso control a una muestra de yogures naturales y sin colorantes. Utilizó el colorante natural de ahuyama y un colorante amarillo ocaso (E-110), también llamado amarillo no. 6.

A un grupo de yogures se les adicionó el colorante con carotenoides: 0,45 ml a cada muestra de 25 ml de yogur; a otro grupo se le añadió el colorante artificial y otro grupo se dejó sin ningún aditivo (grupo control). Los resultados del estudio son prometedores, se halló que 28 días después el color del yogur con el pigmento natural no se distinguía del que tenía el colorante sintético, lo que muestra su estabilidad en la tonalidad.

El aporte nutricional que ofrecen los carotenoides de la ahuyama en un vaso de yogur es de cerca de 12 % de vitamina A, lo cual es importante para una alimentación balanceada, y así evitar los daños e impactos que tienen los aditivos químicos.

Cuenta con pigmentos de gran beneficio para la salud

Este alimento cuenta con pigmentos como el betacaroteno y el alfacaroteno, los cuales funcionan como provitamina A y antioxidantes. Entre algunas ventajas, la provitamina mejora la salud visual, mantiene sanos los dientes, los tejidos blandos y óseos y la piel; por su parte, los antioxidantes ayudan a prevenir o retrasar los daños en algunos tipos de células, que pueden desembocar incluso en cáncer.

Alternativas como esta, potencian el cultivo de la planta de ahuyama como una posibilidad de negocio al ofrecer nuevas agrotecnologías en el sector.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.