Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Tener un tractor agrícola podría ser una de las mejores opciones para reducir en 15% los costos de producción y aumentar la velocidad en los procesos. Las nuevas tecnologías, diseñadas para facilitar el trabajo de mano de obra ha generado que hoy este tipo de máquinas agrícolas estén diseñadas para todo tipo de cultivos, terrenos y labores.

Sin embargo, al analizar las cifras sobre cuántos agricultores acceden a este tipo de vehículos, los resultados son preocupantes. De acuerdo al más reciente Censo Nacional Agropecuario elaborado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), de las más de 47 millones de hectáreas que pueden existir en el país para el agro, solo cerca de 84% de estas áreas declararon tener maquinaria para el desarrollo de sus actividades agropecuarias. Esto, aunque podría ser alarmante, ha generado a los distribuidores nacionales a mejorar sus planes de financiación y sus “máquinas”.

Así lo confirmó Juan Padrilla gerente de Valtra y JCB, quien aclaró que en los últimos años este mercado se ha visto muy golpeado a causa de los temas coyunturales, económicos y climáticos. “2017 fue un año muy complicado, sin embargo, Valtra ha logrado sortear estos obstáculos y hoy tenemos un market share de 8% o 9%. Como Derco manejamos plazos de 70 a 90 días, dependiendo el cliente y tenemos convenios con Davivienda y el Bbva, Occidente y otras entidades”.

Pese a que los precios de estas unidades varían dependiendo su tamaño, su calidad y la potencia, según Padilla, se pueden encontrar máquinas desde $60 millones a $260 millones, en promedio.

Entre los distribuidores más importantes del mercado en el país está Husqvarna Colombia AG, Casa Toro Automotriz S.A. – John Deere, Tractogermana S.A.S., Moto Mart S.A., Derco, Moto Valle y New Holland. Estas empresas ofrecen todo tipo de tractores, desde compactos y livianos, hasta grandes y pesados.

Para Miguel Fernández, administrador de la zona centro oriente de National Truck Service, distribuidora de New Holland en el país, “de acuerdo con el tamaño de la producción y características del suelo se determina el caballaje que debe tener la máquina. Para pequeños productores se recomienda una unidad de 80 A 90 caballos de potencia; en el caso de los medianos productores, el rango de caballaje de potencia va desde 100 a 140, y para grandes producciones se usan tractores de más de 200 caballos”.

Fernández resaltó que en este momento el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), tiene líneas de crédito especiales para la compra de estos tractores. “Desde el año pasado se han abierto créditos blandos e incentivos que pueden utilizar los agricultores para comprar una máquina nueva. Hay que cumplir con unos requisitos, pero es una alternativa para comprar un tractor”, anotó.

Otra de las opciones para financiar estos vehículos es, según los expertos, el Banco Davivienda, el Bbva o Bancolombia. Las tres entidades bancarias ofrecen créditos flexibles que le permiten a las personas naturales acceder, sin largos tiempos, a todo tipo de tractores o maquinaria agrícola.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.