Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Agencia de Desarrollo Rural y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), en alianza con otras entidades, están impulsando una estrategia para mitigar la situación mundial de insumos agropecuarios. Bajo este marco, 70 productores y extensionistas de hortalizas de Antioquia llegaron hasta el Centro de Investigación La Selva de Agrosavia, ubicado en Rionegro, para participar en este encuentro de divulgación tecnológica con énfasis en la producción de tomate bajo invernadero.

La estrategia que están llevando a cabo las entidades, incluye un componente comunicacional de difusión de clips con información útil y unas jornadas presenciales con los protagonistas de las cadenas productivas más afectadas por la coyuntura, en las que, de forma experiencial, aprenden sobra métodos de producción alternativa. Esta iniciativa no solo se busca contrarrestar los efectos de los altos precios de

“Estoy en esta capacitación sobre avances tecnológicos del manejo del cultivo de tomate, en compañía de la ADR. A pesar de la situación, el alza del dólar, las guerras que ha habido en otros continentes que afectan los insumos, en este espacio podemos aprender sobre las nuevas formas de nutrición y manejo de plagas. Quisiéramos que estos espacios y avances en investigación se extendieran más porque son de gran utilidad para los nosotros”, expresó Juan José Gaviria, productor de tomate de Antioquia.

Por su parte, Juan Mauricio Rojas Acosta, director del Centro de Investigación La Selva, manifestó: “la producción de hortalizas bajo invernadero brinda ventajas para los agricultores, pues les permite controlar factores que no se pueden lograr en los cultivos a libre exposición como el clima, la temperatura, la luz y el riego, y se convierte en una interesante opción para la reconversión de cultivos, haciendo más productivas áreas con limitaciones y condiciones adversas que son minimizadas, obteniendo excelentes resultados, como el incremento en la productividad, la rentabilidad y la calidad no solo en la apariencia física del producto sino en su inocuidad por el uso eficiente de los recursos e insumos”.

Esta estrategia se suma a otras acciones del Gobierno Nacional, como la Ley de Insumos Agropecuarios que, entre otras, eliminó el arancel para sus importaciones y creó un fondo de más de 70.000 millones para su adquisición.

“El mundo pasa por una crisis de agroinsumos que deriva de muchas variables, pero lo importante es que entre la ADR y Agrosavia estamos buscando soluciones para llevarle alternativas a nuestros productores para que sean más competitivos y productivos en medio de la coyuntura internacional", puntualizó Ana Cristina Moreno, presidente de la Agencia de Desarrollo Rural -ADR.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.