Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La Corporación colombiana de investigación agropecuaria (Agrosavia) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt) firmaron en el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), una alianza por cinco años la cual está orientada al desarrollo del germoplasma adaptado, la generación de prácticas agronómicas para promover la agricultura sostenible en la producción de maíz colombiano y la definición de estrategias apropiadas a la cadena del valor del maíz en cada zona productora.

La implementación de este convenio, cuya vigencia va hasta diciembre de 2023, aporta al desarrollo de mejores variedades adaptadas a las condiciones de suelo y clima de las regiones productoras, se complementa con la adopción y uso de prácticas agronómicas óptimas, la inclusión de componentes sociales, económicos y ambientales, así como lo relacionado con la comunicación entre instituciones y entre los agricultores y estas.

“Ambas instituciones estamos convencidas de que Colombia puede cerrar una brecha enorme que hay entre su consumo doméstico de maíz y la relación entre lo que produce y lo que importa. Con este convenio vamos a tener una capacidad propia mucho más poderosa y tendremos nuevamente un programa de investigación de maíz colombiano para los colombianos”, señaló Juan Lucas Restrepo, director ejecutivo de Agrosavia.

Por su parte, Bram Govaerts, Director del Programa Global de Innovación Estratégica y Representante del Cimmyt para las Américas, destacó que, “este es un paso muy importante para alcanzar un futuro mejor y sustentable para los maiceros colombianos, también es una invitación a quienes forman parte del sistema productivo del maíz, para unir fuerzas, trabajar en equipo e invertir, para hacer de este cereal y de quienes lo cultivan ejemplo concreto de cómo la agricultura transforma para bien realidades presentes y futuras”.

En este convenio, el Cimmyt aportará 2.000 líneas avanzadas, colecciones de maíz de Colombia, variedades sintéticas e híbridos mejorados, para que el programa de maíz de Agrosavia las evalúe y aproveche, con miras a responder a los retos de productividad que enfrentan los maiceros en las diferentes zonas productoras, esperando liberar la primera nueva variedad mejorada en el tercer año de trabajo del convenio.

De igual manera, el convenio incluye un fuerte componente de fortalecimiento de capacidades, que se espera aporten al capital humano de Agrosavia como agente de cambio que contribuye a la dinamización del campo colombiano.

Vale destacar que, actualmente Colombia tiene dos sistemas de producción de maíz: tecnificado y tradicional, con un rendimiento promedio nacional de 3,6 t/ha y un potencial de rendimiento superior a las 10 t/ha, el cual solo es alcanzable mediante la suma de diferentes estrategias complementarias, una de ellas, la inversión y preservación de semilla.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.