Ganaderia

Estos son atractivos que tiene la raza charolais para ganadería especializada en carne

El ganado charolaise ha tenido en años recientes una gran acogida en la ganadería colombiana, en especial por sus cruces con otras razas
Sebastián Aguirre Eastman
Por:
Sebastián Aguirre Eastman
31 de enero de 2024
Ganado charolais junto a Germán Rodríguez, director ejecutivo de Asocharolaise
Alejandro Lugo/LR

Con casi dos kilos de ganancia diaria de peso, el ganado charolaise ha tenido en años recientes una gran acogida en la ganadería colombiana, en especial por sus cruces con otras razas.

Su origen es de la región de Charollais, en el departamento de Saöns-Loire en Bourgogne, Francia, y fue internacionalizada después de que finalizó la Segunda Guerra Mundial, como una genética francesa de tipo exportación que ha llegado a más de 70 países.

En Colombia, el inventario de ejemplares supera las 1.400 cabezas, con una notoria presencia en regiones del trópico bajo como los Llanos Orientales y el Pacífico, y otras con altitudes un poco más altas como Cundinamarca, Santander, Antioquia y Boyacá.

Entre sus características fisiológicas destaca su musculatura desarrollada, junto con su característico pelaje de color blanco cremoso, que suele ser corto en verano, pero que en épocas de invierno es más largo.

“La charolais es una raza de gran tamaño, porte y contextura, de cuerpo ancho y pecho profundo, ancas bien separadas, muslos abiertos y miembros posteriores muy bien desarrollados lo que forman un cuarto trasero muy ancho y de masas musculares de superior desarrollo con respecto a otras razas de carácter cárnico”, explicaron desde la Asociación Colombiana de ganado Charolais, charbray y sus cruces, Asocharolaise.

También explicaron que tienen cola fina y con mínima cantidad de grasa cubriendo la base, las extremidades son de un ancho mediano con aplomo y simetría bien balanceados. "Estos animales se destacan porque aprovechan de muy buena manera la alimentación que se les brinda", señaló Germán Alonso Rodríguez, director ejecutivo del gremio.

“En los Llanos Orientales y en los santanderes, la raza se utiliza mucho para su cruzamiento con el brahman blanco, dado que algunos productores tienen el color en cuenta en la valoración del animal, lo cual no ocurre si se cruza con un angus o un simmental”, puntualizó Rodríguez.

Luis Eduardo Emura, zootecnista, ganadero y expresidente de Asocharolaise, complementó lo que dijo Rodríguez y afirmó que en zonas de trópico bajo, entre más oscuro sea el pelaje, más expuestos están los animales a la radiación solar y más van a sufrir del calor.

Por otro lado, Emura advirtió que a la raza pura charolaise no le conviene la diversidad de la topografía colombiana y el tipo de suelos que ofrece nuestro país, pues estos animales, por su origen europeo, son más aptos para regiones de temperaturas más bajas.

Los climas de regiones como los Llanos Orientales, el Magdalena Medio, el Pacífico, entre otras, no son propicios para el ganado charolaise, pero sí para sus cruces, como la raza sintética charbray, que es compuesta por cinco octavos de charolais y tres de brahman, dijo Emura.

“Nuestra meta desde la Asociación siempre fue la de posicionar la raza charbray, porque su composición le aporta suficiente rusticidad, sin perder su potencial productivo”, sostiene el expresidente de la Asocharolaise.

Un aspecto a tener en cuenta, según Germán Rodríguez, es que el charolaise requiere de muchos cuidados en su manejo, ya que, por tener pelo grueso y abundante, atrae muchos ectoparásitos como las garrapatas, y en climas muy calientes hay que cortárselo para que no padezca por las altas temperaturas.

Pese a tener una carne con una calidad muy alta, el precio de esta en el mercado colombiano no corresponde en la actualidad a esa valoración y, por tanto, los ganaderos no reciben las ganancias que deberían o que quisieran.

“Desafortunadamente quienes más ganan son los intermediarios y los restaurantes, y aunque los ganaderos pueden tener un precio superior o una bonificación, no es el que esperan y que motivaría a otros a criar esta raza. Nos gustaría llegar a un acuerdo para que podamos llegarle directamente al consumidor. En Europa la carne de charolaise tiene un valor muy alto, pero acá en Colombia eso no es reconocido todavía”, enfatizó Rodríguez.

“La charolais no solo tiene muy buena ganancia de peso diario, sino también tiene una calidad de carne exclusiva, tierna, jugosa y altamente nutritiva”, expresó Germán Alonso Rodríguez, director ejecutivo de Asocharolaise.

Algunas genéticas en el mercado

En Colombia hay genéticas como el nelore, una de las razas cebuinas con una de las más grandes evoluciones genéticas aceleradas en nuestro continente en años recientes, en especial en Brasil, el principal país productor en el mundo.

También está la hereford, una de las productoras de carne más reconocidas y apetecidas en el mundo por su adaptación a cualquier trópico, su precocidad y longevidad, de parto fácil y por la conformación y la distribución de sus masas musculares.

Hay otras como la wagyu, una de las carnes de mayor calidad de origen japonés que tiene alta terneza y marmoleo gracias a su producción intramuscular de grasa.

El Dato

1.400 ejemplares de raza charolais hay en el inventario nacional, según la Asocharolaise.

Beneficios LR Más

CONOZCA LOS BENEFICIOS EXCLUSIVOS PARA PARA NUESTROS SUSCRIPTORES
SUSCRIBIRSE

MÁS CONTENIDO DE Agricultura