Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Un factor que incrementa el riesgo de que los cultivos peruanos de cítricos se contagien de la plaga del dragón amarillo es la falta de medidas de prevención por parte del Ecuador, país que no se vería afectado por la exposición a esta plaga. A diferencia de su vecino, ante un eventual contagio el Perú sufriría pérdidas millonarias en sus cultivos de limón y mandarinas, entre otros cítricos.

Así lo advirtió el gerente general de la Asociación de Productores de Cítricos del Perú (Procitrus), Sergio del Castillo. “El gran problema es que Ecuador no está haciendo ningún control del vector. Es oficial que tiene el vector de la plaga (Diaphorina citri), aunque no la plaga, pero no está haciendo nada porque no es un país citrícola, es un país bananero, y no tiene mayor interés en combatir un mal que no le va a afectar como país”, dijo a Gestion de Perú.

Si bien en el Ecuador se ha detectado el vector, mas no la enfermedad, Del Castillo señala que se conoce, de manera extraoficial, de brotes de la plaga en la frontera entre Ecuador y Colombia.

“Acá lo importante también es sensibilizar a nuestros pares ecuatorianos para que hagan cierto control del vector. No es un problema que los afecte, pero sí hay que recalcar que Ecuador es parte de la Comunidad Andina y de una serie de tratados internacionales, por los que está en la obligación de hacer control de la plaga”, agregó el titular de Procitrus.

De similar manera, el jefe del Senasa, Pedro Molina, invocó a las autoridades ecuatorianas a tomar medidas de prevención.

“Ecuador ahorita se mantiene todavía un poco a la expectativa. Ellos están haciendo muy poco por el tema. Nosotros tratamos siempre de tener reuniones con nuestros pares ecuatorianos para hacer un trabajo conjunto en la frontera. Hemos suscrito un convenio (con ellos), pero queremos agregarle una adenda que nos permita hacer un trabajo en ambos lados de la frontera”, dijo Molina a Gestion.pe.

Falta de presupuesto
El Perú es un país libre del Dragón Amarillo hasta la fecha, sin embargo, el comercio informal internacional ha generado que se presenten focos del vector en zonas urbanas de Piura y en el distrito La Cruz en Tumbes, que han sido controlados y eliminados.

Si bien se han incrementado las labores en los puestos de control, los operativos en los pasos fronterizos informales y las campañas informativas de prevención, Senasa requiere de un presupuesto destinado a continuar y reforzar estas labores.

"Hasta el momento, las acciones no son suficientes y necesitamos mayor compromiso no solo del Minagri, sino también del Ministerio de Economía y Finanzas en dar los presupuestos que el Senasa necesita para combatir todo el tema de plagas”, señaló Del Castillo.

De acuerdo con un estudio elaborado entre el Senasa, Procitrus y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), para prevenir el ingreso de la enfermedad se requiere de una inversión anual de S/ 12’863,063 por parte del Gobierno, S/ 5’802,666 de Procitrus y S/ 46’796,928 de los productores de cítricos.

En un escenario en el que se pone en marcha un plan preventivo con dichos montos de inversión y la plaga ingresa al país, las pérdidas ascenderían a S/ 454’572,952; mientras que, de no tomarse estas medidas, las pérdidas sumarían S/ 793’902,781. Por ende, las pérdidas que se podrían evitar ascienden a S/ 339’329,829.

Hasta el momento, Senasa no ha recibido presupuesto para este fin, por lo que se encuentra invirtiendo únicamente recursos propios en las labores preventivas. “Nosotros vamos a hacer todos los esfuerzos para contar con el presupuesto, vamos a tocar todas las puertas para que nos puedan asignar los recursos”, manifestó Molina.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.