Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La urgencia de tomar acciones contra el cambio climático se remite con especificidad al sector agrícola, pues los aumentos en las temperaturas impactan con mayor severidad a los cultivos de arroz y maíz, los más importantes de Colombia después del café. Según expertos de la Universidad del Rosario, los rendimientos globales caerían 3,2% con el primer producto y 7,4% con el segundo.

Este escenario genera preocupación si se tienen en cuenta los nutrientes que perderían dichos alimentos en caso de no revertir esta tendencia. El profesor del Rosario, Benjamín Quesada, destacó que “si no se modifica la situación actual, el CO2 en 2050 disminuiría entre 5% y 10% el zinc, hierro y las proteínas, así como el contenido de vitamina B entre 13% y 30%”.

Además de eso, los últimos reportes del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (Ipcc) destacaron que la pérdida mundial de alimentos se triplicó y provocó entre 8% y 10% del total de las emisiones humanas de gases de efecto invernadero. El costo generado ascendió a US$1 billón anual.

Para Quesada, este último factor requiere cuidado si se tiene en cuenta que 40% de las emisiones humanas de gases de efecto invernadero provienen del sistema alimentario actual.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.