Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

os bioplaguicidas,  o también llamados soluciones para biocontrol o manejo integrado de plagas y enfermedades agrícolas, son una tecnología que permite un manejo más sostenible de los problemas fitosanitarios que afectan los cultivos en el mundo entero. 

Con los bioplaguicidas se realiza el control biológico de las plagas. La mayoría de estos son preventivos, sin embargo, algunos pueden controlar la enfermedad o el insecto después de que estos aparecen. 

Un dato a destacar es que, los bioplaguicidas son productos, principalmente, de origen biológico, aunque pueden contener algún complemento mineral para potenciar su acción. Dentro de los materiales comúnmente empleados para su elaboración se destacan plantas, bacterias y hongos. 

Por ello, hoy por hoy toman cada vez más fuerza, gracias a los beneficios que traen al agro y porque se pueden implementar en cualquier tipo cultivos. 

“Los bioplaguicidas han venido tomando relevancia sobre todo en el marco de las preocupaciones que hay por la sostenibilidad y todas las implicaciones que tiene la dependencia de un modelo netamente químico para el control de plagas y enfermedades, el cual ha predominado en el mundo entero durante los últimos 60 años”, señaló Nicolás  Cock Duque, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Bioinsumos (Asobiocol) y presidente de EcoFlora Agro.

Hoy incluso, según  Cock, se habla de que los plaguicidas químicos de síntesis continúan siendo 97% de las herramientas usadas para el control de plagas.  “Sin embargo, han venido surgiendo estas alternativas de bioplaguicidas que crecen incluso más rápido que los químicos. Mientras éstos aumentan entre  2% y 3% anualmente, en el mudo los bioplaguicidas crecen al 18% y 20% al año”, dijo. 

Por su parte, Deivis Suárez Rivero, Ingeniero Agrónomo de la Fundación Universitaria Agraria de Colombia (Uniagraria), manifestó que, “hay que resaltar que la mayor importancia de los bioplaguicidas radica en que al ser incluidos en planes de Manejo Integrado de Plagas (MIP), ayudan a mantener los niveles de los insectos por debajo de los niveles de daño económico. Estos, a diferencia de los plaguicidas sintéticos o pesticidas, como comúnmente se les conoce, son productos biodegradables cuyo impacto ambiental es positivo cuando se usan razonablemente”.

Principales beneficios

De acuerdo con el presidente de Ecoflora Agro, los bioplaguicidas, protegen la fauna benéfica y organismos benéficos, que con el uso indiscriminado de agroquímicos se pierden. “Además protegen la salud de los agricultores y los consumidores, pues con estos ya no están expuestos a moléculas contaminantes”, señaló.

En ello coincidió Suárez, “hoy en día los bioplaguicidas son la opción más viable desde el punto de vista económico y ambiental, dado que permiten obtener producciones más saludables y con mayor valor en el mercado”. 

Estas soluciones de biocontrol, se usan más ampliamente en cultivos de  productos frescos, como frutas, hortalizas y  flores, pero crece su uso en cultivos de arroz, maíz, soya y café. 

Hacen parte de una de cuatro subcategorías 

De acuerdo con Nicolás Cock Duque, los bioplaguicidas son en esencia  soluciones que hacen parte de una de cuatro subcategorías, todas encaminadas a formas alternativas de manejar plagas y enfermedades. Entre ellas se encuentras productos microbiológicos, que pueden ser hongos, bacterias y virus; extractos vegetales; productos a base de insectos controladores y productos a base de feromonas.  

Las opiniones 

Nicolás Cock Duque
Presidente Ecoflora Agro

"El uso de bioplaguicidas depende de cada cultivo y cada producto, pero se pueden aplicar semanalmente o cada 15 días, no hay restricciones”.

Deivis Suárez Rivero
Ingeniero Agrónomo Uniagraria

“Los bioplaguicidas Son productos de fácil elaboración y aplicación y su uso disminuye la posibilidad de contaminar aguas y suelos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.