Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Durante junio el Índice de Precios al Consumidor (IPC) o inflación se ubicaría en 0,21 % en promedio, según los 40 analistas económicos que respondieron la Encuesta Mensual de Expectativas Económicas del Banco de la República (ver Radiografía).

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) publicará mañana el dato oficial, pero los expertos económicos de Bancolombia anticipan que el indicador podría crecer hasta 0,35 % debido al comportamiento de los precios de los alimentos.

“En el monitoreo de los precios encontramos que el componente de alimentos podría exhibir una variación mensual cercana a 0,71 %, por los efectos sobre la oferta del cierre de la vía que conecta el Centro del país con los Llanos orientales”, se lee en un reporte de esa entidad.

Efecto en Antioquia
En lo corrido de este año los problemas de la vía que une a Bogotá con Villavicencio han sido recurrentes, pero la Federación Colombiana de Transportadores de Carga y su Logística (Colfecar) señala que las dificultades se agudizaron con el cierre total desde el pasado 14 de mayo.

Por ese bloqueo, en la Central Mayorista de Antioquia (CMA) el producto de la canasta familiar más impactado en su precio es el arroz que llega de los Llanos. Según Damián Duque, representante de Mundial de Granos y Panelas, el mes pasado traer una tonelada del grano costaba $110.000 y tardaba dos días, hoy vale $250.000 pesos y se demora ocho días, eso si se consigue el transporte.

A juicio del comerciante no hay desabastecimiento de este cereal, pero en el último mes y medio el aumento en el valor mayorista oscila entre $5.000 y $6.000  por arroba (25 libras), “que es bastante para el bolsillo del consumidor”.

En las cuentas del Dane, en lo corrido de este año el precio del kilo de arroz al consumidor en la CMA ha aumentado $90, es decir un 3,82 %, y en la Plaza Minorista $70, o sea 2,8 %.

Rafael Hernández, gerente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), reconoce que en esta coyuntura el costo de ese alimento se ha incrementado. “El cierre vial ha coincidido con un inventario bajo de arroz, lo que obliga a la industria a pagar un poco mejor. Por eso, lo que se ha visto es un mayor precio y, ayer, los grandes industriales subieron la arroba $3.000”.

No obstante, el dirigente gremial desestima el impacto de esa alza en el bolsillo de los consumidores. “Si miramos el consumo de arroz de los colombianos en un año (41 kilos por persona) el efecto de eso es de unos $9.000 más, y si se divide por doce meses son unos $750. Y con eso, muchos economistas, entre ellos los del Banco de la República, saldrán a decir que eso aumentará la pobreza en el país, cosa que no es cierta”.

También reitera que el flete para transportar desde los Llanos hacia el Centro el arroz se ha aumentado. “Hemos pasado de $75.000 por tonelada a $190.000, y es normal porque se han alargado los recorridos en más de 400 kilómetros (entre Bogotá y Villavicencio), y lo que se hacía en un día o menos, hoy tarda 48 horas o más”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.