Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Yaneth Romero, socia de Auditoría de Crowe Colombia indicó que "una de las consecuencias más importantes de la invasión a Ucrania, es la presión al aumento de los precios de bienes básicos, ya que los dos países en conflicto son grandes proveedores de insumos y materias primas a nivel mundial”.

Este panorama parece no ser ajeno para Colombia quien desde ya ha visto afectadas las importaciones y exportaciones a estos dos países. De acuerdo con Romero, en el caso de las importaciones desde Rusia, además de los insumos agropecuarios, que ocupan un renglón principal, Colombia en 2021 hizo compras a ese país por US$540 millones en maquinaria y equipos, bienes de consumo, medicinas y productos de metal semielaborados.

La situación no es distinta en cuanto a las exportaciones, pues asegura que el país podría perder el terreno ganado en algunos sectores como la carne, que para 2021 logró transportar 15.850 toneladas, según el reporte de la Federación Colombiana de Ganaderos.

"Otros productos que se comienzan a ver afectados para su exportación a ese destino, son el café tostado, el banano y el cacao, que en suma con otros productos, según datos del DANE, alcanzaron en 2021 ventas por más de US$139 millones", indicó la mujer.

Si bien Colombia no es un jugador importante en términos de ventas a Ucrania, venía avanzado en la materia con envíos de café, flores, azúcar y banano que sumaron US$32 millones en 2021.

La socia anotó que antes de desatarse el conflicto, Rusia y Ucrania se constituían como actores importantes en la exportación de miles de insumos y productos. Sin embargo, la situación actual que atraviesan ambas naciones ha generado que se irrumpan sus cadenas comerciales, en el caso de Ucrania y que se debiliten los flujos de exportaciones de petróleo, gas y carbón para Rusia.

Análisis prospectivo del informe Crowe Colombia

El documento asegura que las diferentes sanciones impuestas por los gobiernos a Rusia, continuarán generando efectos colaterales que pueden afectar la recuperación económica post pandemia que venía en ascenso a nivel global.

"El sólo corte de suministros de gas y la falta de exportación rusa de alimentos, en algún momento cercano se verá reflejado en la estabilidad económica de toda Europa y del mundo en general".

De acuerdo con el documento, "el desplome en los mercados energéticos y el aumento de los precios del gas natural, que ha subido en más de 30%, así como el comportamiento alcista de los precios del Brent, que ha llegado a tocar los US$123 por barril, se suman a los del carbón, el aluminio y el níquel, que en este momento tocan topes máximos históricos por cuenta de que Rusia representa una importante cuota de mercado en estos productos".

Por otro lado, las consecuencias económicas de la guerra también podrían alterar el suministro de alimentos y generar efectos colaterales al tener en cuenta que Rusia y Ucrania, representan cerca de 29% de las exportaciones mundiales de trigo, alrededor de 19% de las exportaciones de maíz y 80% de las exportaciones de aceite de girasol, todos productos importados por Colombia, además de la urea, insumo principal de muchos fertilizantes.

“Con el avance invasor del ejército ruso, los puertos ucranianos, por el momento, seguirán cerrados y con ellos el suministro de muchos productos vitales que con seguridad seguirán encareciendo en Colombia el costo de vida y la canasta familiar”, enfatizó Yaneth Romero.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.