Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, la última semana de marzo, y la primera de abril, marcan el comienzo de la temporada de cosecha del grano, la cual, este año, coincide con los días en los que el precio de la carga de 125 kilogramos está en los niveles más altos en la historia del sector.
De acuerdo con las estimaciones del gremio, hasta junio se espera que la recolección llegue a 6,5 millones de sacos, lo que equivale a la mitad de lo que se espera para el cumulado del año.

La buena noticia es que tan solo ayer, en la Bolsa de Nueva York, la libra de café cerró en US$1,19, gracias a esto, sumando además la prima que tiene el producto colombiano que ya supera US$0,40, y la tasa de cambio, que continúa arriba de $4.000, el saco a nivel local se está pagando en $1,2 millones.

Así que abril, y la temporada de cosecha comienza con una rentabilidad de $450.000 por cada saco que venden los caficultores. Esto, teniendo en cuenta que se estima que el costo de producción es $782.000.

“Hoy la caficultura es rentable con los precios actuales, la crisis fue de principio de 2019. El primer semestre fue muy distinto por las condiciones y el segundo hubo verano. Pero si uno se pone a hacer el balance, los niveles actuales no dejan empobrecido al cafetero, no se hace rico, pero puede tener el ánimo y seguir con el negocio”, dijo Roberto Vélez, gerente de la Fedecafé.

Por otro lado, con el comienzo de la cosecha cafetera, en medio de las medidas de emergencia por las que está el país con el Covid-19, los líderes del sector esperan trabajos coordinados con el Minagricultura, comités regionales, y gobernaciones para garantizar la seguridad sanitaria para los recolectores, pues si bien dicen que los trabajos ya empezaron con mano de obra, no descartan que en las cosechas del Eje Cafetero haya un faltante.

En un comunicado, la Fedecafé explicó que “se plantean crear canales permanentes de comunicación entre los respectivos ministerios, y comités de cafeteros, teniendo en cuenta que el café en muchas regiones será el motor que mantendrá la economía. También es importante la adopción ordenada y programada por municipio de controles sanitarios. La cédula cafetera es un documento de identificación que resultará de ayuda dentro de las excepciones para la movilidad”.

Dentro de las peticiones que recientemente hicieron los cafeteros al Gobierno, está que se establezca un mecanismo expedito para el desplazamiento de los recolectores (cosecheros) desde las diferentes regiones.

Para garantizar la mano de obra, “se pide al Presidente revisar la reglamentación para que mayores de 16 años puedan, por disposición general, ayudar en la recolección, como medida transitoria”, explicó Vélez.

Las proyecciones de los comités de diferentes regiones estiman que para la cosecha se requiere como mínimo una fuerza de 135.000 recolectores. “Es a esta población a la que se le deben garantizar las condiciones para salir, muchos residen en el campo y no tienen equipo especial”, concluyó Sergio Obando, del Comcafé del Huila.

Revisarán si hay déficit de recolectores
Hasta el momento, los líderes cafeteros en las regiones, reportaron un comienzo normal en cuanto al número de recolectores del grano. Hay que recordar que la temporada comienza con los trabajos en el sur del país en zonas como Huila. “Pero cuando sí se podrá ver si hay un déficit o falta de cosecheros, será en las próximas semanas, porque las necesidades más profundas son para la temporada de cosecha que comienza en el Eje Cafetero, (Quindío, Caldas, Risaralda, Antioquia)”, explicó Luis Miguel Ramírez, del comité cafetero de Risaralda.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.