Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Diana Higuita, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional, sede Palmira, manifestó que en 19 de 33 fincas bananeras de algunos municipios vallecaucanos, Fusarium oxysporum, que ataca las raíces de las plantas, sigue siendo una de las principales preocupaciones de los productores de banano variedad Gros Michel.

De acuerdo a la Unal, Higuita llevó a cabo una investigación para corroborar la existencia de este hongo en los cultivos de la región a través de análisis de laboratorio y pruebas genéticas. Por medio de dichas pruebas se identificó la apariencia del microorganismo y se hicieron test genéticos, comparando las 33 muestras tomadas del pseudotallo de las plantas colectadas en la zona de estudio con los datos almacenados en Genbank, el banco de datos de secuencias genéticas de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Los resultados arrojaron que “la marchitez por Fusarium sigue siendo una de las enfermedades más limitantes en la producción de banano en los municipios donde se realizó el muestreo”, indicó la magíster.

Higuita además asegura que los pequeños agricultores del Valle del Cauca que continúan sembrando este tipo de banano lo siguen haciendo porque tienen mejores ingresos, por su tamaño, aroma y sabor, igualmente es muy apetecido por los consumidores; aunque estos agricultores afrontan un problema de contaminación casi imposible de erradicar. Además que utilizan materiales de siembra de otras fincas; siendo el movimiento de material vegetal contaminado uno de los medios de propagación más importante del hongo.

Adicionalmente señala que “la dificultad en el control del hongo aumenta cuando los campesinos no utilizan material vegetal de viveros registrados por las autoridades fitosanitarias, en este caso del ICA”.

En medio de esta situación surgió la variedad Cavendish, más pequeña, menos sabrosa, pero con la capacidad de resistir la infección de Fusarium oxysporum raza 1. Aunque,  la reciente aparición de la raza 4 del hongo también pone en riesgo las plantaciones de banano Cavendish.

Por esta razón una de las recomendaciones es “usar material de propagación procedente de viveros registrados ante el ICA, desinfectar las herramientas de trabajo y avisar a las autoridades fitosanitarias ante la presencia de síntomas desconocidos”, manifiesta Higuita.

Los resultados de esta investigación son relevantes, teniendo en cuenta que  Colombia sigue siendo el cuarto exportador mundial de banano y que este ocupa el tercer renglón de las exportaciones del sector agrario en Colombia, después del café y las flores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.