Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La estudiante de la maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (Unal), Daira Alicia Cuarán, realizó una investigación sobre las características fisiológicas y moleculares del ají habanero colombiano frente a muestras de Brasil y de México para descubrir propiedades que permitan un favorable rendimiento agrícola en territorio nacional.

Seleccionó semillas recolectadas en el Amazonas que luego fueron cultivadas en El Cerrito, Valle del Cauca; se evaluaron elementos como el peso del fruto, la materia seca total, la pungencia, o sea qué tan picantes son, y su cantidad de minerales. Entre los resultados se halló que la muestra más pesada era colombiana, con 15,99 g por fruto, y a su vez fue la que presentó menos pérdida de agua al ser sometida a deshidratación.

En cuanto a la concentración de minerales, una de las muestras brasileñas fue la ganadora con 0,1534 g. Y las muestras colombianas también resaltaron por contener la mayor cantidad de carotenoides (pigmentos orgánicos) con 143,7190 microgramos, y entre los diferentes variedades de colores de los frutos, los rojos fueron los de mayor concentración de estos pigmentos, mientras que los amarillos y naranjas tenían bajas cantidades. “Los carotenoides son pigmentos naturales de las plantas, que además de darle ese color característico, ayudan a que se protejan de plagas, bacterias y moléculas dañinas para sus frutos”, explicó la Unal.

Cuarán concluyó que estos datos evidencian que los cultivos de ají habanero lograrían un impacto comercial importante, ya que para la fase de cultivo cuentan con mayor resistencia a plagas, y luego en la comercialización serían atractivos considerando que son saludables para el consumo humano, y es un ingrediente consolidado en varias preparaciones, además que se podrían explorar otros mercados aprovechando que tiene usos en la industria médica y en la cosmética.

“El ají habanero representa un recurso genético muy valioso para la industria del ají en Colombia, ya que tiene un gran potencial para ser cultivado en una proporción significativa en lugares como el Valle del Cauca y otras regiones del país; este fruto hoy tiene alta demanda en el mercado internacional, y el país puede ser un actor relevante”, dijo la investigadora.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.