Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Un chocolatero en Wisconsin, Estados Unidos, es el principal importador del grano que cultiva la empresa Belmin S.A.S. en Carmen de Chucurí, Santander. Ahora exportan también a Uruguay, Polonia e Inglaterra, y buscan abrir camino en los mercados asiáticos.

Entre el aroma y el cultivo de cacao creció Miguel Ángel Beltrán, gerente de la compañía Belmin S.A.S., gracias a la herencia que le transmitió su papá, Félix Beltrán, que ha trabajado con este alimento por más de 40 años en El Carmen de Chucurí, a cuatro horas y media de Bucaramanga.

Miguel creó la compañía en 2013 porque vio el potencial internacional del cacao que cultivaban con su familia día tras día, a tal punto que tomó 13 kilogramos de los granos secos y viajó hasta Estados Unidos, para ofrecerlo personalmente a posibles compradores.

“Aprendí bastante con ese viaje porque la muestra que llevé no fue la mejor. Luego me asesoré con ProColombia y seguí los consejos de un chocolatero de Wisconsin porque me di cuenta que el producto venía con malas prácticas de fermentación”, aseguró Miguel Ángel Beltrán.

Ese experimentado chocolatero estadounidense, llamado Dan Bieser, viajó recientemente a El Carmen de Chucurí para conocer de primera mano el cacao. “Los granos de Miguel tienen muy buena calidad y sabor. Ha evolucionado bastante en su fermentación luego de unos consejos que le hemos dado. Me gusta viajar y conocer personalmente de dónde viene el cacao que compro en Latinoamérica y puedo decir que este cacao es uno de los mejores. De hecho, en mi tienda en Estados Unidos, el segundo producto más vendido es la barra de chocolate con cacao de Santander”, aseguró.

Luego de un largo proceso de aprendizajes con ProColombia sobre aspectos técnicos como guías, permisos y certificaciones, en 2017 logró sus primeras exportaciones a Uruguay, Polonia y Estados Unidos. “Y en 2019 concretamos el envío de 700 kilogramos por avión a Estados Unidos, hacia Wisconsin y Carolina del Norte, donde el grano se ha transformado para barras de chocolate, chocolate medicinal y cerveza artesanal”, describió Beltrán.

El empresario agregó que han detectado que el origen santandereano es más apetecido por el mercado estadounidense, donde esperan expandirse más este año, mientras que el origen de Tolima, donde también tienen cultivos en Palocabildo y Mariquita, es más suave y ha llamado la atención de compradores europeos y asiáticos. “Queremos llegar a Asia y de hecho ya venimos trabajando con dos chocolateros de ese continente, para ver si podemos aumentar nuestras exportaciones a mediano plazo”, concluyó Miguel Ángel Beltrán.

La fama de los productos locales

Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, indicó que “la variedad del cacao colombiano es reconocida y altamente demandada en Europa. La Organización Internacional de Cacao (Icco), clasificó 95% del cacao colombiano de exportación como fino y de aroma, atributo otorgado solo al 5% de los granos exportados a nivel mundial. Adicional al cacao en grano, Colombia cuenta con una oferta exportable con productos intermedios como pasta o licor de cacao, manteca o aceite de cacao y cacao en polvo, altamente demandados por la industria.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.